El Ayuntamiento no hace cumplir esta señal

Está colocada varias y sucesivas veces junto al carril bici de la Avenida de la Constitución, pero tanto ciclistas como conductores de patinetes parecen ignorarla y, nunca mejor dicho, pasan de ella. A pesar de ser una zona especialmente transitada por viandantes, la señal que establece prioridad peatonal no es respetada a diario en tantos casos, poniendo en peligro de ser atropellados a los cientos y hasta miles de personas que caminan por esta arteria relevante del entorno más monumental de Sevilla. Mientras tanto, es notable y demostrable que el Ayuntamiento  -a dos pasos de allí-  no vigila, ni reprueba, ni sanciona a quienes infringen esta norma.

Ciclistas, patinadores y otros rodantes cruzan a toda velocidad la Avenida de la Constitución sin considerar ni plantearse el riesgo de atropello a que someten a diario a miles de personas. Ignoran y hasta desprecian la prioridad peatonal del carril bici, sin contar los innumerables casos de quienes ni siquiera lo usan, tomándose la Avenida a sus anchas, recorriéndola por donde les apetece.

Es evidente a estas alturas que el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, sigue sin tomar medidas eficaces que protejan a los viandantes, resignados a vivir en Sevilla a costa de sobresaltos y miedo a transitar entre bicis y patinetes raudos. Cabrera, en este como en otros temas de la ciudad a resolver con urgencia, parece participar del estilo ya inconfundible de un Ayuntamiento-pasarela, que con la connivencia de ciertos medios afines al Consistorio está creando el mito de los reconocimientos y méritos de la Seguridad a Cabrera. Como muchos piensan ya, habría mucho que hablar de la auténtica valía de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Otras ciudades españolas, y con semejante dejadez e irresponsabilidad de sus munícipes en el tema de las bicicletas y patinetes, ya han registrado casos de accidentes, algunos con atropellos mortales. Ya se están planteando algo de siempre reivindicado por este diario: exámenes teóricos de circulación,  matriculación de las bicicletas y patinetes, además de seguro obligatorio por daños a terceros.

En Sevilla, mientras tanto, Cabrera se ha conformado con una consulta popular a la ciudadanía, pero sin llevar a cabo decisiones eficaces encaminadas a solucionar, o como poco vigilar, el riesgo diario y a todas horas que se está padeciendo en Sevilla. La mayoría de los ciclistas y de los patinadores hacen burla de la señal que incuestionablemente establece la prioridad peatonal en el carril bici y, por ende, en toda la Avenida. Pero el celo municipal porque se cumpla y las sanciones brillan por su ausencia.   



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *