El Ayuntamiento envía de oficio a los residentes del centro las primeras acreditaciones para el Plan Respira Sevilla

Tan clara tenía el Ayuntamiento la imposición a toda costa del Plan Respira Sevilla para restringir el acceso de coches al centro y al casco histórico de Triana, que las primeras acreditaciones para los residentes han empezado a recibirse en sus domicilios. La celeridad con la que se produce este envío sin necesidad siquiera de previa solicitud por parte de los interesados, demuestra hasta qué punto el Gobierno municipal ha dado mera apariencia de participación ciudadana a una decisión que no la necesitaba, simplemente porque sí o sí ya estaba tomada.

Para sorpresa de muchos residentes, en sus buzones se han encontrado ya las acreditaciones que les serán necesarias para acceder con sus vehículos al centro o al caso histórico de Triana desde que entre en vigor el Plan Respira Sevilla, por el que el Ayuntamiento restringirá el tráfico al modo Monteseirín, un auténtico fracaso en su día, consistente en la vigilancia de cámaras que controlan las matrículas de los coches que transiten por el casco antiguo de Sevilla.

El recibo inmediato de tales acreditaciones u hojas identificativas (con numeraciones de tamaño bien visible para colocar en los parabrisas), pone de manifiesto que el Ayuntamiento despreciaba de antemano el plazo de participación ciudadana que el propio Ayuntamiento convocó durante el pasado mes de septiembre. Fue sin duda un amaño de apariencia democrática que en realidad ocultaba una decisión a priori que no iba a depender en ningún momento del parecer de vecinos y comerciantes, pues el Plan Respira Sevilla se aplicará a pesar de que los ciudadanos se han manifestado mayoritariamente en contra, lo que de haberse tenido en cuenta no hubiera permitido salir adelante la propuesta del Ayuntamiento, que no contemplaba la posibilidad de una enmienda a la totalidad.

El alcalde Juan Espadas queda de nuevo en la evidencia de procurarse con sus anuncios a los medios todo el marketing que haga falta para sostenerse en un puro vacío de gobierno. Todo el mundo sabe a estas alturas que el Plan Respira Sevilla es una condición sine quanon a que le obligan los comunistas para apoyarle en la aprobación de los nuevos presupuestos para la ciudad. Espadas es incapaz de saber usar instrumentos demócratas, siguiendo la inercia de Pedro Sánchez, convertido a dictador que llegó a proponer a su partido el incumplimiento de sus promesas electorales con tal de hacerse con el poder.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *