El Ayuntamiento asegura que no existe ninguna vivienda municipal sin ocupar

El gobierno municipal afirma que ha ampliado y agotado el parque existente, junto con los locales comerciales, que se encuentran en su totalidad adjudicados.

El Ayuntamiento de Sevilla recuerda que desde Emvisesa se iniciaron las tramitaciones oportunas para actualizar el registro de demandantes, ampliar y ordenar el listado de beneficiarios y adjudicar las viviendas que se encontraban vacías con respecto al mandato anterior “a través de una programación con marcado carácter social que rescata a la Empresa Pública de la Vivienda de la desaparición para ponerla al servicio de la ciudadanía”.

En este procedimiento se agotaron igualmente los locales comerciales que se encontraban cerrados y que se han convertido en una herramienta que se ha dedicado a planes de empleo “en un procedimiento innovador que beneficiaba a emprendedores a través de proyectos que cuentan además con la participación de la Delegación de Empleo y Bienestar Social para su adecuación”.

Esta realidad ha provocado que la actual gerencia haya programado diferentes iniciativas para la ampliación del parque municipal a través de convocatorias de adquisición de viviendas a particulares destinadas a alquiler social así como permutas de suelos que han tenido “una aceptación notable ante los propietarios, permitiendo agotar las partidas presupuestarias destinadas a este efecto en sendas convocatorias y facilitando su rápida inclusión en la relación de inmuebles municipales para su correspondiente adjudicación en proyectos que han tenido un recorrido muy superior a los de otras ciudades como Madrid y Barcelona”. Paralelamente se han iniciado otros procedimientos para sumar a las administraciones competentes, como Junta de Andalucía o Gobierno de España, para el desarrollo de iniciativas similares o destino de inmuebles que se encuentran sin uso definido, como son las que se encuentran en el Patio de Banderas, que aparecen en la cuestación recientemente publicada.

Igualmente, desde Emvisesa se ha recordado la programación de más las 3.500 viviendas con algún tipo de protección en el Plan Municipal de Vivienda 2018-2023 a través de una estrategia en la que se priorice el alquiler, la rehabilitación, la captación de viviendas vacías y los programas sociales. Esta programación genera una serie de medidas para incrementar el parque de viviendas asequibles y sociales, en su mayor parte en alquiler, así como un programa de ayudas sociales y a la rehabilitación a través de distintas líneas de trabajo.

Incorpora líneas de promoción pública de viviendas ya establecidas en la estrategia de ampliación urgente del parque de viviendas con el objetivo de alcanzar las 1.098 a través de nueva promoción y rehabilitación, refuerza la adquisición de viviendas vacías a través de ofertas de compra y el alquiler con una previsión de alcanzar otras 550 viviendas, y genera estrategias de rehabilitación e intervención sobre la infravivienda con una intervención sobre en torno a 300 viviendas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *