El Ayuntamiento abre consulta pública previa a la elaboración una nueva ordenanza del taxi
Juan Carlos Cabrera: "La ordenanza está obsoleta. Tras ocho años desde su aprobación se han producido importantes modificaciones normativas"

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Instituto del Taxi, ha abierto hoy y durante 15 días hábiles una consulta pública previa a la elaboración de un proyecto de nueva ordenanza del taxi, necesaria para adecuar la actual a la normativa vigente, que data de 2014, a las nuevas situaciones socioeconómicas, técnicas, medioambientales y culturales que han alterado el ejercicio de la actividad y la profesión. 

De esta forma, y a petición de las asociaciones del taxi y ante una demanda general para la adecuación de este servicio público a la competencia que existe en el mercado, se ha optado por abordar no una modificación, sino un nuevo proyecto de Ordenanza Municipal Reguladora del Servicio de Transporte Público de Personas en Automóviles de Turismo que sustituya a la actual. “La ordenanza está obsoleta. Tras ocho años desde su aprobación se han producido importantes modificaciones normativas y cambios sociales, económicos y técnicos que afectan directamente al sector del taxi, desde la irrupción de nuevas tecnologías hasta la proliferación de los Vehículos de Transporte con Conductor, VTC”, ha explicado el delegado de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera. 

Con el objeto de facilitar la participación de la ciudadanía en el procedimiento de elaboración del proyecto de reglamento, se inicia ahora una consulta pública a través del portal web de la Administración competente en la que se recabará la opinión general y, en particular, aquella de las organizaciones más representativas afectadas por la futura norma. En esta consulta pública, se podrán trasladar opiniones sobre los problemas que se pretenden solucionar, la necesidad y oportunidad de su aprobación, los objetivos de la norma o las posibles soluciones alternativas. 

Los cambios en la demanda exigen un servicio de taxi más ágil, con la inclusión de las nuevas tecnologías tanto por los sistemas de geolocalización, el cálculo de tiempos de espera y el precio aproximado del servicio, el abono telemático del servicio, la importancia además de la apariencia del vehículo y del conductor, la exigencia de una atención más personalizada, las obligaciones medioambientales y de protección del patrimonio histórico y turístico de la ciudad…. Son algunos de los aspectos sobre los que las y los interesados podrán aportar sus sugerencias en esta consulta pública. 

Otorgar mayor seguridad vial al reducir la antigüedad de los vehículos para la prestación del servicio, identificación de los vehículos unificada y actualizada a la imagen de nuestra ciudad, incorporando un equipamiento técnico que permita el pago electrónico o la ampliación de plazas en vehículos accesibles son otras de las cuestiones que se pretenden solucionar con la nueva ordenanza, así como la posibilidad de que el titular de la licencia municipal del taxi pueda ser tanto persona física como jurídica o que pueda ser explotada por persona distinta del titular. 

“El servicio del taxi es un servicio público esencial y, por tanto, debemos adecuar su regulación al tiempo actual, mejorarlo con respecto a la competencia actual que existe en el mercado y darle a la ciudadanía una oferta de calidad que refuerce la confianza en este servicio público. Serán, en definitiva, los objetivos esenciales de la nueva ordenanza del taxí”, ha concluido el delegado Juan Carlos Cabrera. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *