Donación de la capilla de la Fábrica de Tabacos a las Cigarreras
Una superficie de 1.200 metros cuadrados que comprende el espacio de la Capilla y las instalaciones anexas de la sacristía y de los locales de la hermandad

El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, ha presidido el acto de donación de la capilla de la antigua Fábrica de Tabacos a la hermandad de las Cigarreras. En el acto han sido protagonistas el presidente de KKH PROPERTY INVESTORS, Josep María Farré, y el hermano mayor de la corporación del Jueves Santo, José García Pastor.

En este acto, celebrado en el propio templo enclavado en el barrio de los Remedios, Sanz ha sido testigo directo de “un acto que es absolutamente histórico para la hermandad de las Cigarreras, para el barrio de Los Remedios y para la ciudad de Sevilla”, como ha definido el propio alcalde en el cierre del acto.

Ha dado “las gracias a la predisposición de KKH, que me consta que desde el primer momento ha puesto las cosas muy fáciles, con el desarrollo urbanístico de Altadis, la Hermandad no va a salir perjudicada, sino que va a ser protagonista, lo está siendo ahora mismo, de un hito en su historia. La reforma de Altadis es uno de los proyectos urbanísticos más importantes que va a afrontar la ciudad en los próximos años. El Ayuntamiento apuesta firmemente por la transformación de esta antigua fábrica de Tabacos en un espacio renovado para el desarrollo de nuevas actividades empresariales, lúdicas y de servicio público para el barrio de Los Remedios”.

“Nos congratulamos del paso tan importante que se da hoy para una hermandad histórica de nuestra ciudad, que atesora más de cuatro siglos y medio de vida. Siempre estaremos al lado de ellas, como entes vertebradores de toda la ciudad. Enhorabuena a todos sus hermanos, a su Junta de Gobierno y a su Hermano Mayor, por este hito histórico que vivimos hoy. A partir de hoy, y con más razón si cabe, a seguir disfrutando de estas instalaciones, ya vuestras, y a seguir llenando de vida el barrio de Los Remedios. Desde hoy, esta capilla es con todas sus letras, la capilla de las Cigarreras”.

 

 

La donación convierte a la Hermandad de las Cigarreras en propietaria de la capilla. Contará así, por fin, con la propiedad del templo tras una larga trayectoria de emplazamientos por otras iglesias y capillas de la ciudad que desembocó, en 1965, con el traslado a su actual sede.

Ahora se pone fin a esta situación, después de que el grupo KKH decidiese -junto con el Ayuntamiento de Sevilla- proporcionar a Las Cigarreras un espacio que, hasta ahora, se utilizaba sin otro título que el del uso consentido del inmueble. El terreno cedido tiene una superficie aproximada de 1.200 metros cuadrados y comprende el espacio de la Capilla y las instalaciones anexas de la sacristía y de los locales de la hermandad.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *