Diputación carga contra Trump por su “agresividad arancelaria” con respecto a la aceituna negra sevillana

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha lamentado este lunes “la agresividad arancelaria” que, según ha asegurado, está poniendo en práctica el Gobierno de los Estados Unidos, bajo la presidencia de Donald Trump, con la entrada de aceituna negra sevillana al país norteamericano. “Se está convirtiendo casi en fijación por parte del Departamento de Comercio de EEUU”, ha dicho.

Además, ha añadido que “no hay ningún otro caso” de entrada de aceituna a ese país “gravada de la manera en que lo hacen con el producto español”. Así, las cosas, Rodríguez Villalobos ha alertado de que, tal y como se están desarrollando los acontecimientos, “esto parece que no ha hecho más que empezar” y hay que “cerrar filas” porque “nos jugamos el futuro‘.

En esta línea, ha recordado que ya en noviembre, el gobierno de Trump impuso un gravamen provisional del 4,47 por ciento a las tres empresas de la provincia que están siendo investigadas por la administración norteamericana sobre posible ‘dumping’ empresarial –Aceitunas Guadalquivir, AgroSevilla y Ángel Camacho–. Ahora, esas tasas se han incrementado hasta el 17,3 por ciento, “lo que está colocando al sector al borde de la indefensión en este asunto”.

El presidente de la Diputación ha reiterado el apoyo de la entidad provincial al sector de la aceituna negra en la provincia, ya que se trata de una industria que se asienta principalmente en dos zonas “sensibles” de nuestro territorio, como son la Serranía Suroeste  y la Sierra Sur sevillana. Rodríguez Villalobos entiende que”no podemos permitirnos el lujo de cejar en este envite de la administración Trump” porque solo las tres empresas investigadas actualmente por el Departamento de Comercio de Estados Unidos generan abundante empleo y desarrollo socioeconómico en nuestro territorio. Ante esta situación, ha sugerido que “ante el cariz que están tomando los acontecimientos” habrá que “redoblar los esfuerzos conjuntos” que se vienen haciendo desde las Comisiones de Comercio y Agricultura de la UE, desde el Ministerio de Agricultura y desde la propia Junta de Andalucía, junto al sector de la aceituna, para llegar al mes de abril –cuando se verá por los tribunales californianos el caso– con argumentos y postulados “sólidos” que terminen con esta “pesadilla” para un sector cuyo único pecado es “hacer las cosas bien”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *