El dispositivo especial de la Policía Local de Sevilla activado durante el fin de semana para controlar el consumo de alcohol en la vía pública en la noche de este sábado se ha saldado con un total de 17 denuncias por diferentes irregularidades, 25 inspecciones en establecimientos y tres locales precintados, por incumplir medidas de seguridad y rebasar los límites de aforo máximo, “poniendo en riesgo la integridad de las personas en su interior”.

Entre las actuaciones realizadas por efectivos de Policía Local y de Bomberos dentro del dispositivo especial y como consecuencia de quejas vecinales, la inspección se produjo a primera hora de la noche en la ‘Discoteca Dante’, en Sevilla Este, donde se se detectaron diversas irregularidades que fueron denunciadas.


En la zona de Los Remedios se procedió al precinto de la Sala Rumore tras su inspección. Este establecimiento, que acumulaba quejas de los vecinos por molestias de ruido y presencia de “botellona” en las inmediaciones, presentaba las salidas de emergencias parcialmente bloqueadas por unos pestillos mientras los clientes estaban en su interior.  En dicha zona también se procedió a la inspección del establecimiento ‘The Monchy Bar’ que también es objeto de quejas vecinales.

La Policía Local también procedió a inspeccionar varios establecimientos de la calle José Díaz que también son origen de numerosas quejas. En el lugar, se pudo comprobar la existencia de gran cantidad de personas delante de las salas ‘La Calle’, ‘Sala X’ y ‘Event’. Los agentes comprobaron que los locales tenía toda la documentación en regla y que cumplían los requisitos, aunque procedieron a dispersar la concentración de clientes en las inmediaciones, lo que provocaba las molestias que refieren los vecinos.

En el Casco Antiguo, la Policía Local procedió a la clausura de los establecimientos ‘Bodeguita Fabiola’ y ‘Bar El Tenderete’, situados en las calles Fabiola y Rodrigo Caro, respectivamente. En ambos casos, el precinto estuvo motivado por el exceso de aforo. En el primer establecimiento referido, los agentes desalojaron a 89 personas a pesar de que el aforo máximo permitido era de 34 personas.

 

Asimismo, los agentes procedieron a la clausura de una fiesta sin autorización en la calle Poeta en Nueva York, en el Polígono Sur. Esta fiesta estaba provocando molestias por la música que se encontraba muy alta, llegando las quejas desde el barrio de Bami.

Control de la botellona y consumo de alcohol

Respecto al control del consumo de alcohol en la vía pública, el dispositivo se centró en las zonas de la Alameda, la Alfalfa, Alfredo Kraus, Triana, Sur, el Arenal, Paseo Colón o Nervión, entre otras. A pesar de este objetivo disuasorio, se formularon un total de 88 denuncias por consumo en la vía pública y la consiguiente intervención de los efectos; 32 denuncias de tráfico, tres actas de aprehensión de estupefacientes y tres atestados por distintos motivos.

El centro de control de la Policía Local gestionó durante la noche un total de 94 incidentes por llamadas de vecinos. De estas, 26 fueron por presencia de personas en la vía pública consumiendo bebidas. Otras 22 fueron por molestias por ruidos entre vecinos. En todos los casos se les encomendaron patrullas para la resolución del problema en el lugar.