Detenidos dos rumanos, miembros de un grupo criminal dedicado a reventar cajeros y naves industriales

La Guardia Civil y la Policía de Rumanía, en el marco de la ‘Operación Tirakito’, han detenido a dos personas pertenecientes a un grupo criminal itinerante dedicado al robo con fuerza en cajeros automáticos de entidades bancarias y al robo con fuerza en naves industriales mediante butrón.

La investigación se inició en agosto de 2016 por el robo con fuerza mediante el alunizaje en una entidad bancaria de la localidad de Marinaleda , contra la que los supuestos autores estamparon un tractor agrícola para proceder seguidamente a sustraer la caja fuerte del cajero. Durante la investigación se ha constado que el grupo criminal comenzó a actuar en la campiña sevillana el 6 de agosto del mismo año, donde cometieron varios robos con fuerza en naves industriales mediante butrón, así como el robo o hurto de vehículos, siendo algunos de ellos empleados en la comisión de otros hechos delictivos.

La Guardia Civil, fruto de esa investigación, consiguió identificar a dos autores materiales y miembros del grupo criminal, que responden a las iniciales D.B. y L.B.C., ambos con numerosos antecedentes policiales cometidos en todo el territorio español. Por la investigación se comprueba que ambos individuos poseen numerosos domicilios en España y además varias identidades falsas, al objeto de dificultar la labor de identificación y detención por parte de los cuerpos policiales, tanto en España como en el resto de Europa.

La itinerancia de este grupo venía determinada con las campañas agrícolas, ya que parte de los miembros del grupo aprovechaban las campañas agrícolas a las que supuestamente iban a trabajar como “temporeros”, como la campaña de recogida de la aceituna, la campaña de recogida de los ajos, la vendimia, etc., para cometer los hechos delictivos y pasar desapercibidos entre ellos. Los agentes tuvieron conocimiento de que los miembros del grupo criminal investigado habían sido identificados en Francia, Italia, y Hungría, por lo que se constata que es un grupo itinerante sin una base fija, con ámbito de actuación en varios países de la Unión Europea. Por tal motivo se inicia el intercambio de información y colaboración con otros países de Europa, trabajando además de con la Policía de Rumanía y con la Gendarmería Francesa, con la que se realizaron gestiones para su localización y detención, pero antes de que se materializara ésta, los objetivos se marcharon a Rumanía.

Debido a que ya se estaba trabajado de manera coordinada con las autoridades rumanas y se tenía conocimiento de que los dos objetivos se pudieran encontrar en Rumanía, se iniciaron gestiones activas con la dirección de investigaciones criminales de la Policía rumana para la búsqueda y detención de estos dos objetivos. Paralelamente, la Guardia Civil localiza a uno de los miembros del grupo criminal investigado (D.B.) que había regresado a España, concretamente en la comarca de los Barros de la provincia de Badajoz, estableciéndose un dispositivo por parte de los agentes encargados de la investigación que permitió la detención de dicha persona el día 14 de noviembre en la localidad de Villafranca de los Barros (Badajoz). Posteriormente, se procedió a su traslado hasta la localidad de Osuna (Sevilla), para pasar inmediatamente a disposición de la Autoridad Judicial competente encargada del caso, la cual decreta su ingreso en prisión sin fianza, por supuestos delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza en las cosas continuado. Mientras esta detención se efectuaba en España, la policía rumana detuvo en aquel país a un segundo individuo (L.B.C.) el cual ha sido trasladado a España y presentado ante la autoridad competente, que ha decretado su ingreso en prisión.




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *