Se trata de un varón de 34 años de nacionalidad española acusado de los delitos de robo con violencia e intimidación, pertenencia a banda organizada, tenencia ilícita de armas y robo de uso de vehículo a motor


La Guardia Civil  imputa al detenido al menos dos robos en gasolineras de la comarca sevillana del Aljarafe registrados este verano en los que habría contado con la colaboración de otro individuo.

Según informa el Instituto Armado, la detención se ha producido a raíz de las investigaciones abiertas tras la denuncia de un robo con violencia e intimidación a finales de julio en una gasolinera de Palomares del Río perpetrado por dos individuos que accedieron con una motocicleta y con una pistola con la que apuntaron al empleado del establecimiento para sustraer el dinero de la recaudación, a la que se sumó la denuncia de otro robo con el mismo ‘modus operandi’ en otra gasolinera de Gelves el pasado 12 de agosto en el que consiguieron sustraer la caja registradora completa.


La investigación permitió determinar que el arma empleada en los atracos era una pistola de la que no se lograron más detalles concretos, mientras que la motocicleta utilizada pudo ser identificada gracias a la colaboración con la Policía Local de Gelves y otras localidades adyacentes como sustraída el pasado mes de julio en la localidad de Tomares. De igual forma, se identificó a un posible usuario de la motocicleta qué podría estar ubicado en Gelves y que pasó a ser el principal objetivo de las investigaciones.

Una vez focalizadas las investigaciones en la zona de Gelves, los agentes localizaron en la localidad la motocicleta cuando era conducida por el principal sospechoso, de quién se consiguió saber que se alojaba en una vivienda ocupada ilegalmente en la propia localidad, donde fue hallada oculta la motocicleta.

Horas más tarde, el sospechoso, mientras conducía el vehículo, fue interceptado y detenido no sin antes ofrecer una gran resistencia. Tras la detención se obtuvieron nuevos indicios que permitieron vincular la autoría de los robos con el detenido, que fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Coria del Río, así como devolver el vehículo a su legítimo propietario.