Detenido tras asaltar dos viviendas del centro mientras sus inquilinos dormían

Agentes de la Unidad de Intervención Nocturna de la Policía Local de Sevilla han detenido en la madrugada de este viernes a un varón, de 34 años de edad, como presunto autor del robo en, al menos, dos domicilios del centro de la capital cuando sus moradores se encontraban durmiendo en su interior

Según informa el Ayuntamiento de Sevilla en un comunicado, poco después de las 4,30 horas de este viernes, agentes de la Policía Local recibían el aviso de una mujer que acababa de sorprender, mientras dormía, a un varón dentro de su domicilio sustrayendo efectos de su pertenencia. Al comenzar ella a gritar, el delincuente habría huido por el balcón del domicilio en una primera planta de la calle Guadalquivir. Esta mujer aportó su descripción completa.

Así las cosas, una dotación de la Policía Local que se encontraba en las inmediaciones llegó de inmediato al lugar y se encontró de frente a este varón que caminaba con varias bolsas de efectos sustraídos. “La inmediatez de la llegada de los agentes sorprendió al delincuente, que trató de huir corriendo tirando las bolsas al suelo, pero no lo consiguió y fue detenido”, añade.

La mujer que avisó a la Policía Local reconoció “sin lugar a dudas” al detenido como la persona que había sorprendido dentro de su dormitorio.

Entre los efectos recuperados y que portaba el detenido existen otros que ella no reconocía de su propiedad, por lo que los agentes realizaron gestiones y lograron localizar su procedencia.

Asimismo, tras las pesquisas realizadas, se comprobó que procedían del interior de un domicilio situado en una primera planta de la calle San Vicente, al igual que el anterior. Ambas viviendas se encuentran en la misma manzana, a unos cien metros de distancia.

A este segundo domicilio habría accedido escalando por la fachada hasta el balcón, cuya puerta estaba abierta. En este domicilio dormía un matrimonio de unos 70 años y al ser avisados por la Policía Local comprobaron cómo estaba todo el interior de su vivienda revuelto y echaron en falta algunos de los objetos que portaba el detenido.

Entre los efectos intervenidos al detenido en dos bolsas se encontraban un ordenador portátil, un reloj, gafas de sol, un teléfono móvil, una cartilla bancaria a nombre de una de las víctimas localizadas y 160 euros en metálico.

El detenido, al que le constan otras dos detenciones, fue trasladado a dependencias policiales para ser puesto a disposición judicial y el caso sigue abierto por si se hubiesen registrado casos similares en la zona que pudiesen estar relacionados.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *