La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a un hombre de 48 años que presuntamente abusó sexualmente y en repetidas ocasiones de una niña de 13 años y con un grado de minusvalía de un 65 por ciento, aprovechando que era amiga de su hijo y que por las tardes se reunían a jugar en su domicilio.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de los hechos por medio del Juzgado y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Sevilla, quienes manifestaron a la Policía el posible incumplimiento de una condena previa del detenido por violencia de género, por lo que le constaba una orden de alejamiento por la que no podía aproximarse a su exmujer a menos de 300 metros, aunque no la cumplió ya que vivía con ella y sus hijos.


La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación, comprobó el incumplimiento de la condena y se entrevistó con todos los miembros familiares. Tras tomar declaración a uno de los hijos menor de edad y con un minusvalía psíquica, éste manifestó a los agentes que su padre vivía con ellos y que “mostraba un comportamiento inadecuado” con una amiga suya que iba a su casa algunos días para jugar juntos. Ante estas manifestaciones, la Policía realizó todas las gestiones oportunas para comprobar la veracidad de las mismas e identificar a la posible víctima, una menor que acudía al domicilio para pasar la tarde con su amigo, cuyo padre supuestamente aprovechaba la situación para agredirla sexualmente en presencia de su hijo también menor, añade la Policía en un comunicado.

El siguiente paso por parte de los investigadores se llevó a cabo con la organización de varios dispositivos, a distintas horas y días. El operativo culminó el día 6 de febrero, cuando este hombre fue localizado escondido en el interior del armario de su dormitorio donde fue detenido.

La Policía ha agregado que las investigaciones posteriores dieron como resultado que también el detenido supuestamente había intentado abusar sexualmente de otra amiga de su hijo, también menor de edad, sin conseguirlo, ya que la víctima huyó del domicilio.