Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han desarrollado una operación conjunta contra el narcotráfico en varias localidades del Aljarafe sevillano que se ha saldado con la detención de 23 personas pertenecientes a una organización de narcotraficantes que usaban el río Guadalquivir para el tráfico de sustancias estupefacientes y la incautación de 4.500 kilos de hachís.


Se trata de una de las mayores operaciones contra el tráfico de drogas en la provincia de Sevilla y evidencia que el Guadalquivir es la gran autopista de entrada de estupefacientes en la provincia de Sevilla. Esta operación, que continúa abierta, se ha llevado a cabo de forma coordinada con la Fiscalía Antidroga de Sevilla y el Juzgado de Instrucción número tres de Coria del Río.

Según ha explicado el delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, la operación se inició hace más de un año hasta que se materializó este martes, tras practicarse una veintena de registros domiciliarios donde se encontraron numerosas bolsas de dinero, aún por cuantificar y al menos 4,5 toneladas de hachís.. Las 23 detenciones se han llevado a cabo en Bollullos de la Mitación, Umbrete, Benacazón, Sanlúcar la Mayor e Isla Mayor.

El pasado mes de enero, la Guardia Civil detuvo a cuatro agentes, entre ellos el sargento comandante de puesto de Isla Mayor acusados de narcotráfico, una operación que se saldó con la incautación de 1.600 kilogramos de la misma sustancia interceptados en Coria del Río.