El Ayuntamiento de Sevilla ha declarado finalmente desierta la segunda convocatoria pública promovida por la Administración local hispalense para la adquisición de viviendas privadas y vacías para su incorporación al parque municipal de viviendas, al no reunir suficientes requisitos las 13 viviendas aportadas por un banco y cinco propietarios a título particular.

Recordemos al respecto que la primera de estas convocatorias fue promovida por la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa), que ha finales de agosto remataba dicho procedimiento inicial con la compara de 18 de las viviendas que le habían sido ofrecidas, con un desembolso total de 1.043.684 euros.


La segunda convocatoria de esta naturaleza había sido impulsada desde el área de Patrimonio del propio Ayuntamiento y a la misma concurrieron una entidad bancaria con ocho viviendas y cinco titulares de pisos particulares.

De las propuestas, en una primera fase del proceso fueron excluidas seis de las viviendas por carecer de la Inspección Técnica de Edificios, no reunir toda la documentación en torno a la propiedad o por defectos de forma en la presentación de la propuesta.

En un segundo análisis, tras la visita del técnico municipal, fueron excluidas otras cinco viviendas al no reunir las condiciones establecidas en el pliego en cuanto a su estado y adecuación a los usos previstos. Además, otra más de las viviendas quedó vacante al no formalizarse oferta alguna por parte de su titular.

Ante esta situación, el área de Patrimonio, dependiente de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, ha acordado declarar desierto el procedimiento de acuerdo con los informes técnicos, según el Ayuntamiento.

Mientras esta convocatoria contaba con un presupuesto de 1,2 millones de euros, el Ayuntamiento ha defendido que prevé reconducir dicho montante hacia objetivos del plan de vivienda, recordando los resultados de la primera convocatoria para la adquisición de viviendas canalizada mediante Emvisesa, que prepara una nueva convocatoria que sería ya la tercera del mismo tipo.