Espectacular descenso en los positivos por alcoholemia y botellonas en las calles

De 529 pruebas sólo 14 dieron positivo. En cuanto a inspecciones de locales se han clausurado un total de 22 establecimientos. La labor preventiva funciona

La Policía Local de Sevilla ha llevado a cabo durante la pasada madrugada un total de 529 pruebas de alcoholemia a otros tantos conductores con un resultado sorprendente. Sólo 14 pruebas dieron positivo, lo que demuestra según el Ayuntamiento de Sevilla, que la labor preventivase reflejan en las cifras arrojadas durante la pasada noche en los controles de alcoholemia y drogas establecidos en la ciudad”. Tan sólo una prueba alcanzó el límite para ser considerado delito contra la seguridad vial (0,18%). Al margen de esto, se tramitaron 29 denuncias por infracciones de tráfico durante la noche.

En este contexto, durante la pasada madrugada los avisos de los vecinos por “botellona” también han bajado considerablemente. La presencia anticipada de la Policía Local en los puntos de interés disuadió las concentraciones de personas. Este dispositivo ha cursado 127 denuncias por consumo de bebidas en la vía pública y dos actas por aprehensión de drogas. El resultado: del total de 83 sucesos gestionados en el Centro de Control, sólo ocho avisos al 092 fueron por botellona. Estos fueron atendidos de inmediato.

Mientras tanto, un total de 27 establecimientos fueron inspeccionados, iniciándose 18 expedientes sancionadores por infracciones detectadas en los mismos. Inspecciones estas que se suman a las 393 inspecciones que se llevan realizadas desde principios de noviembre en dispositivos conjuntos con el Departamento de Prevención del Servicio de Bomberos y con inspectores de Medio Ambiente por graves riesgos de seguridad e incumplimiento de resoluciones de disciplina medioambiental, según informa el Ayuntamiento. De estas, más de 400 inspecciones han motivado 22 precintos de actividad y el inicio de 149 expedientes sancionadores.

En el marco de este operativo de inspección, la Policía Local ha abortado la convocatoria de un macro cotillón sin autorización que se estaba publicitando en redes sociales y que hubiese concentrado a más de 4.000 personas en la noche de Fin de Año.

El Delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, ha afirmado que “el Ayuntamiento mantiene su postura preventiva frente a los accidentes de tráfico y a los riesgos que puedan producirse en los establecimientos públicos por incumplimientos a la normativa”. “El cumplimiento de la normativa garantiza que cada uno pueda ejercer sus derechos con normalidad”, ha señalado Cabrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *