A primera hora de esta mañana ha comenzado el derribo del Club de alterne Don Ángelo de Sevilla.  En dicho club se hicieron cargos con la famosa tarjeta black por la cantidad de 14.737 euros costeados por la Fundación Andaluza Fondo para la Formación y el Empleo (Faffe). La hoy ya desaparecida entidad está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla. 

La tarjeta de crédito de Fernando Villén, ex jefe de la fundación de la Junta para formar a parados, fue usada varias veces en dicho club que ahora desaparece. Hasta 15 cargos entre 310 y 1.490 euros en tan solo unas horas que más tarde fueron anulados, pero quedaron registrados en la cuenta de dicha tarjeta. Hecho que Villén ha negado: “Por error pagué con la tarjeta de la Faffe en el club de alterne creyendo que era la mía”, especificando que solo fueron 538 euros.

En palabras de Dolores López, secretaria general del PP, la fundación creada por la Junta de Andalucía para formar a los parados, “acabó siendo una agencia para el enchufismo, que gastó el dinero de todos los andaluces en juergas, hoteles y restaurantes”.


Desaparece así el escenario de uno de los casos políticos y judiciales que más daño han hecho al PSOE andaluz. El escenario de juergas presuntamente pagadas por el dinero público de todos los andaluces.