El Defensor del Pueblo actúa de oficio en el convento de Santa Inés

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha abierto una queja de oficio, dirigida a la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Sevilla, para conocer la medidas de protección del Convento de Santa Inés, así como las obras que se hubieran realizado y el calendario de intervenciones previstas, después de haber tenido conocimiento de la situación sobre «el que pesa un aparente estado de conservación muy deficiente».

La oficina del Defensor manifiesta que «algunas informaciones hablan de estancias sin cubiertas que protejan de la lluvia, paneles de azulejos en grave estado y una situación que, en general, sería calificable de emergencia para poder intervenir en aspectos esenciales para la estabilidad del monumento». En el documento remitido a Cultura solicitan la «colaboración de las autoridades para conocer su criterio al respecto»

Por ello, el Defensor expone que ha incoado esta queja de oficio a fin de conocer la medidas declarativas de protección patrimonial-cultural del Convento de Santa Inés, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), las obras que se hubieran realizado por parte de la propiedad y el régimen de autorizaciones y el calendario de intervenciones previstas, en su caso, para su protección o conservación.

El Defensor del Pueblo no se pronuncia sobre el expediente de sanción abierto a la congregación de las monjas clarisas de Santa Inés por la restauración del órgano, que sigue su curso según manifestaba recientemente el delegado territorial José Manuel Girela, después de que el abogado sevillano Joaquín Moeckel presentara las alegaciones correspondientes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *