El Palacio de Justicia de Pamplona ha acogido la última sesión del juicio contra los cinco jóvenes sevillanos acusados de la violación de una joven de 18 años en las fiestas de Sanfermín de 2016, con las conclusiones finales de las defensas y con el turno de última palabra que han aprovechado los acusados para reiterar su inocencia. En la sesión de este martes, el abogado Juan Canales, que representa a uno de los acusados, ha afirmado que la joven “no quería denunciar y por las circunstancias se vio obligada” y ha asegurado que “si nadie se acerca a prestarle ayuda no hubiera denunciado”.

El último de los abogados de la defensa en exponer sus conclusiones ha pedido la absolución de su cliente y ha señalado, en una intervención de unos 40 minutos, que “no ha quedado acreditada” la agresión sexual a la joven madrileña y que “no se han encontrado lesiones de ningún tipo”.

El abogado se ha sumado a las conclusiones presentadas por los dos abogados de los acusados que le han precedido en la palabra y ha señalado que “las relaciones eran totalmente consentidas”. Según ha relatado, cuando la joven y los cinco acusados se encontraron empezaron a conversar y “las conversaciones se hicieron más picantes, empezaron a hablar de sexo y acordaron mantener relaciones sexuales”. “Lo primero era buscar un sitio”, ha señalado.


Tras un recorrido por calles de Pamplona, ha añadido, “observaron a una vecina entrar en un portal de la calle Paulino Caballero” y accedieron allí por “ser un espacio que les parece discreto”. “No conocían la calle, ni el portal, ni el habitáculo, pero les pareció discreto para no ser vistos por nadie para mantener las relaciones sexuales que habían acordado“, ha comentado.

Ha explicado que al terminar fueron saliendo ellos del portal y “la denunciante ve que la están dejando sola”. “Con malas formas y mala educación, ellos le dijeron que iban a seguir de fiesta solos”, ha dicho, para afirmar que “ellos no salieron huyendo”. “Esto no tuvo que sentarle nada bien a la denunciante, se quedaba sola”. En cuanto a los vídeos, señala que ” en ningún caso se ve violencia física y lo dicen los peritos”,  para señalar que “se ve cierta iniciativa de ella”. “En todos los audios aparecen jadeos y gemidos de voz femenina”, ha concluido.