De las colas del hambre a las colas de la ropa usada
Celebran la igualdad en la miseria y te lo venden como un "estreno"

Habrán visto las llamadas “colas del hambre”, a la puerta de muchas parroquias o de los comedores sociales, pero es un síntoma muy llamativo que ahora también han aparecido las colas en los comercios de ropa usada o de segunda mano.

Las tiendas de la marca “Humana” acostumbran a realizar promociones cada trimestre y durante unos diez días bajan progresivamente los precios, de modo que durante un par de días o tres anuncian todos sus productos a 5 euros, luego a 3, para llegar a un día en que todo lo que encuentren dentro lo venden a 1 euro.

Lo que antes era una cíclica estrategia comercial de temporada ahora se ha convertido en una ocasión inmejorable para que esta España devastada, de casi seis millones de parados y de colas para casi todo, encuentre la oportunidad de satisfacer la imperiosa necesidad de muchas familias de acceder a ropa asequible y al menor precio posible.

No es una moda o una tendencia fashion, sino un síntoma inequívoco de que esto no da para más y que los bolsillos están desvencijados y empiezan a romperse. No hay carestía de productos (¡todavía!), pero hemos iniciado una especie de estraperlo bajo el disimulo o la ficción del reciclaje que revela la verdadera situación de fondo de millones de personas que han entrado en la confusa zona del “riesgo de exclusión”, que es otro de los eufemismos inventados por la izquierda para tapar su igualitaria manera de retrocedernos a la pobreza extrema.

Para el social-comunismo, estos síntomas clarísimos de la pobreza suelen ser el reflejo de una situación dulce, porque iguala a todos por abajo y se agarran al señuelo igualitario para celebrarlo.

Felices porque somos más iguales, aunque también mucho más pobres; es decir, celebran la miseria y te lo venden como un “estreno” o como “ropa nueva” cuando son los estertores de la hecatombe.

…..




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *