Conservacionistas piden una solución «efectiva» contra la plaga de cotorras

La expansión de este ave en la ciudad está afectando a dos especies protegidas en la capital hispalense como son el nóctulo gigante, el murciélago europeo de mayor tamaño, el cernícalo primilla, el gorrión o la golondrina

La asociación SEO/BirdLife ha criticado que el Ayuntamiento de Sevilla haya dejado «pasar otro año» sin adoptar una estrategia «efectiva» para controlar las poblaciones de cotorra de Kramer, especie catalogada como exótica invasora.

En un comunicado, SEO/Birdlife ha expuesto que en este año de inacción «probablemente se han dado dos periodos reproductivos, lo que ha multiplicado el número de cotorras en la ciudad«. Se trata de una proliferación que pone en riesgo la conservación y el futuro de la «rica» biodiversidad urbana de Sevilla y de sus alrededores.

Por ello, el colectivo ha hecho un nuevo llamamiento al Consistorio sevillano y a todas las partes interesadas para que, «de una vez por todas», se ponga en marcha una estrategia efectiva para controlar las poblaciones de esta especie en el término municipal «antes de que sea demasiado tarde».

«Al estar incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, abordar la proliferación de la cotorra de Kramer es un mandato legal y, además, una urgencia avalada por la comunidad científica internacional, nacional y autonómica», sostienen los ecologistas.

También sostienen que se trata de «una medida necesaria» para asegurar la conservación de la riqueza natural de Sevilla y de sus alrededores. «Mirar hacia otro lado o postergar ‘sine die’ una solución solo servirá para agravar la situación e, incluso, convertirla en un problema insostenible: el tiempo juega en contra del patrimonio natural hispalense», señala el técnico de SEO/BirdLife en Andalucía, Jesús Pinilla.

«El control de las especies exóticas invasoras es responsabilidad del Estado, de las comunidades autonómas –-en este caso, la Junta de Andalucía–- y de los ayuntamientos, la administración competente en materia de plagas. Sobre el asunto de las cotorras de Kramer en Sevilla ni el Gobierno central ni el regional se han pronunciando, algo que hubiera sido más que deseable, y frente a la táctica del avestruz el Ayuntamiento de Sevilla, siguiendo el ejemplo de otros, decidió tomar cartas en el asunto hace un año, aunque aún no ha tomado la decisión de actuar. Desde SEO/BirdLife aplaudimos en su momento la valentía del equipo municipal y apelamos a la responsabilidad del Consistorio y de todas las partes con implicaciones en este asunto; Sevilla tiene la oportunidad de ser una referencia en el cuidado del medio ambiente.”, añade Pinilla.

Al respecto, SEO/BirdLife matiza que el método o métodos elegidos para la gestión del problema han de estar avalados científicamente, ofrecer resultados en un tiempo «razonable» y no suponer una amenaza para las especies autóctonas.

«Según nuestros datos, las aves urbanas habituales en Sevilla, como el gorrión común o la golondrina común, han sufrido un declive poblacional del 18 por ciento en los últimos veinte años. Por ello, es preciso acompañar la gestión de la población de cotorras con estrategias de conservación de la biodiversidad urbana y, en particular, de las especies en mayor riesgo, como los nóctulos gigantes o los cernícalos primillas, tal y como indican los estudios elaborados por la Estación Biológica de Doñana (CSIC)”, concluye Pinilla.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *