La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía critica que el Ayuntamiento haya permitido tal extremo pese a estar tramitando actualmente el catálogo de edificios del barrio de Nervión susceptibles de protección como legado de la arquitectura regionalista

El portavoz de Adepa, Joaquín Egea, ha lamentado el inicio de los trabajos de derribo de estas naves levantadas en los años 20 del pasado siglo, a cuenta de la construcción de una promoción de 38 nuevas viviendas en la citada calle del barrio de Nervión. A tal efecto, ha señalado los diferentes escritos promovidos por Adepa ante la Gerencia de Urbanismo, en demanda de medidas de protección para estas naves de ladrillo visto. “Al menos se debería haber estipulado la conservación de las fachadas”, ha manifestado Joaquín Egea, recordando que su organización ha apelado además a los grupos políticos del Ayuntamiento hispalense.

Al respecto, ha lamentado que la demolición arranque cuando, precisamente en estos momentos, el Ayuntamiento de Sevilla tramita un catálogo de protección para los inmuebles del barrio de Nervión con valor histórico y patrimonial, por su relación con la arquitectura regionalista de comienzos del siglo XX.


El documento inicial de dicho catálogo, ya aprobado por el pleno del Ayuntamiento y sometido actualmente al periodo de alegaciones, incluye diez edificios ya protegidos al figurar en el catálogo periférico del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), 18 inmuebles de nueva catalogación junto con el parque de La Ranilla, y 21 edificios catalogados de modo “preventivo” en espera de informes más detallados respecto a los mismos.

Dicho catálogo, por cierto, nació como respuesta a la amenaza de derribo que pesaba en 2017 sobe el edificio regionalista del número 35 de la calle Cristo de la Sed, obra también del arquitecto Aníbal González y cuyos terrenos habían sido adquiridos por una promotora para la construcción de nuevas viviendas.

Pero frente a dicho catálogo, y dada la situación suscitada por el caso de las naves de la calle Fernando Tirado, Joaquín Egea ha reclamado que la arquitectura regionalista goce de una “protección genérica” en la ciudad de Sevilla, como una de las señas de identidad del urbanismo contemporáneo de la misma.