Comienza el juicio contra un funcionario de prisiones acusado de abusar sexualmente de varias internas

La Audiencia Provincial de Sevilla juzga este martes a un funcionario acusado de vejar y abusar sexualmente entre los años 2012 y 2014 de cinco internas de la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra, hechos que dieron lugar a la apertura de un expediente disciplinario por el que se acordó en noviembre de 2014 su suspensión temporal de funciones.

El funcionario, identificado como L.F.A.G. se enfrenta a una pena de siete años y medio de cárcel y 18 años y seis meses de inhabilitación que solicita la Fiscalía que, en su escrito de acusación atribuye al funcionario investigado cinco delitos contra la integridad moral, un delito de abuso sexual y un delito de actividades prohibidas a los funcionarios. De igual modo, reclama que, en concepto de responsabilidad civil, el acusado y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, en su condición de tercero responsable civil directo, indemnicen con un total de 6.500 euros a las cinco internas víctimas de las vejaciones.

La Fiscalía relata que el acusado tomó posesión de su destino como funcionario en la prisión de mujeres el día 11 de octubre de 2012, encontrándose de baja médica desde el 17 de julio de 2014 y siendo objeto de expediente disciplinario en el que se acordó el 19 de noviembre de 2014 su suspensión provisional de funciones. Según asevera, durante el periodo de tiempo en el que estuvo desempañando sus funciones en el centro penitenciario referido, el acusado ocupó distintos destinos “que le permitían el contacto con las internas allí recluidas”, entre las que cita a cinco presuntas víctimas.

La Fiscalía analiza cada uno de los casos que serán sometido a juicio, las vejaciones, los casos en los que el funcionario se metió en las duchas de las internas y otras conductas como recibir masajes o ser depilado por las reclusas. El Ministerio Público señala que todos estos hechos “se han visto acompañados de otros comportamientos del acusado” que dieron lugar a la apertura de un expediente disciplinario que finalizó con resolución de fecha de 19 de noviembre de 2014 por la que se acordaba la suspensión temporal de funciones para el funcionario.

Dentro de estas conductas, la Fiscalía destaca, entre otras, la de regalar presentes a las internas, cartearse con ellas, permitir ser depilado y/o masajeado por las internas o desobedecer las órdenes/instrucciones de la dirección del centro.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *