La formación naranja presiona al alcalde de la ciudad para que acabe con una plaga que está acabando con las especies autóctonas según confirman las principales organizaciones científicas

El concejal Javier Moyano ha reaccionado así al informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que “corrobora las denuncias de científicos, entidades y de Ciudadanos sobre la necesidad de atajar la plaga de cotorras, que está exterminando al murciélago gigante, especie autóctona incluida en la Lista Roja de Especies Amenazadas”que además es “un antídoto natural contra las plagas de nuestros árboles y el principal insecticida contra los mosquitos, hasta el punto de que muchas ciudades introducen murciélagos para combatirlos”.

Exterminio de especies autóctonas como el murciélago gigante

Desde Ciudadanos señalan que “hablamos de una de las especies invasoras más peligrosas que se ha asentado en Sevilla”, que a día de hoy se ha convertido en el núcleo urbano con mayor densidad de cotorras de Kramer de España, llegando a los 3000 ejemplares, que crecen un 20 por ciento al año y provocan “graves daños medioambientales, como el exterminio de especies autóctonas y protegidas, y agrícolas, con pérdidas alarmantes en cultivos como el de girasol”.


El concejal de Ciudadanos ha recordado que “mantuvimos lealtad institucional hasta que el gobierno de Espadas canceló el contrato del Servicio de Control de Cotorras en Sevilla”, momento en el que “nos reunimos con ASAJA el pasado año, que coincide en una posición muy clara, hay que atajar la plaga de cotorras ante el grave peligro para los cultivos de la provincia de Sevilla”.

Reclaman que el alcalde cumpla la resolución de Medio Ambiente, de la que él mismo fue consejero

Ante todo esto Moyano ha explicado que su formación ha presentado un escrito hoy en alcaldía en el que reclama “que el alcalde cumpla con la resolución de la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente, de la que precisamente Espadas fue consejero, que insta al Ayuntamiento a atajar a la plaga de cotorras Kramer y Argentina en Sevilla”, algo que en Zaragoza han sido capaces de hacer “en tan solo dos años con la única solución que marcan los expertos, tras constantes fracasos con el uso de otros métodos”.

“Frente a esto nos encontramos con la cobardía de Espadas, que si sigue así pasará a la historia como el alcalde que extinguió una especie protegida en Sevilla”, razón por la que ha reclamado al gobierno “valentía para tomar las decisiones que Sevilla necesita, cuidando nuestro patrimonio natural y protegiendo a nuestros agricultores, algo que llevamos esperando un año ante la inacción de quienes gobiernan”.

Moyano ha finalizado explicando que “esta solicitud al alcalde es nuestra última bala en el proceso administrativo”, avisando que su grupo municipal confía en “no tener que llegar a emprender acciones legales para que Espadas acabe con la plaga de cotorras”.