El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Javier Millán, afirma que su partido siente “una gran preocupación por el adecuado uso que ingresa el patronato del Alcázar y por la contribución a la puesta en valor, rehabilitación y conservación del patrimonio histórico-artístico de Sevilla”

El grupo Ciudadanos sospecha del uso que se le está dando al millón de euros anual que el patronato del Real Alcázar transfiere al Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), como está redactado en el convenio de colaboración firmado el 29 de octubre de 2014. Sospechan que este dinero se “ha empleado en tapar los agujeros de una nefasta gestión económica”, en vez de en la “difusión del Antiquarium, del Castillo de San Jorge y del Centro de Cerámica de Triana”, tal y como viene recogido en el convenio.


Tras estos hechos, el grupo municipal presentó el pasado 19 de septiembre un escrito en el que solicitaban a la alcaldía que se les “entregara una copia de las facturas de gastos relativas a la difusión de estos bienes patrimoniales de los tres últimos años”. Después de dos meses a la espera, Millán confirma que no han obtenido “ninguna respuesta”, por lo que sus sospechas “han ido en aumento”.

A su vez, el portavoz de la formación naranja ha añadido que “cualquier ciudadano puede comprobar el estado de abandono de estos espacios patrimoniales”. Entre otras cosas, el Antiquarium ha estado cerrado más de doce meses en estos últimos años por sus problemas de iluminación, humedad y de tuberías. Además de carecer de servicios de guías y del mal estado de la mayoría de las pantallas táctiles explicativas. Por otro lado, el Castillo de San Jorge carece de un proyecto museográfico acorde a tal espacio. Y, por último, el Centro de Cerámica de Triana carece de señalización y además, estuvo cerrado durante tres meses en este último verano por no disponer de aires acondicionados.

A todo esto hay que sumarle que en el último pleno se ha aprobado que se triplique esta cantidad anual destinada por el Real Alcázar. En esta ordenanza, Ciudadanos se opuso según Millán debido a que “el alcalde vinculó la subida de la entrada y el incremento de transferencia de fondos a un plan que nadie conoce para la conservación del patrimonio de esta ciudad”. Por ello exigen que “el alcalde ponga encima de la mesa el plan de conservación y rehabilitación del patrimonio histórico de esta ciudad”.