El juez ha citado para el domingo 12 de agosto a las 10,00 horas a los dos vigilantes de seguridad que supuestamente embistió con su coche el miembro de La Manada Ángel Boza, tras el presunto hurto de unas gafas de sol de un centro comercial de Sevilla, siendo además citado el representante legal del centro comercial

El juez ha tomado una nueva decisión, después de que el pasado jueves ordenase el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Ángel Boza, por un presunto delito de robo con violencia derivado de los hechos protagonizados por el mismo en un centro comercial de El Corte Inglés de Sevilla capital.


Según la Policía Local de Sevilla, tras interesarse Ángel Boza por unas gafas de sol valoradas en unos 200 euros, se habría hecho con las mismas retirándoles el dispositivo de alarma y colocando otras gafas en el lugar del expositor de venta donde estaban las mismas.

Tras ello, se habría desplazado al aparcamiento del centro comercial para subir a su vehículo y abandonar el recinto, siendo abordado por dos vigilantes de seguridad al haberse percatado del hurto uno de los vendedores del centro comercial y dar la alerta. Lejos de atender las indicaciones de los vigilantes, según la Policía Local de Sevilla, Boza embistió contra ellos con su coche, resultando ambos lesionados aunque no de gravedad.


Tras ser arrestado por la Policía Local por el citado altercado, Boza compareció el pasado jueves ante el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, en funciones de guardia aquel día, ordenando el juez instructor su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza por un presunto delito de robo con violencia.

Ahora, y a través de esta nueva providencia de fecha 3 de agosto, el juez instructor ha citado a uno de los vigilantes de seguridad y al representante legal del centro comercial en calidad de perjudicados, citando como testigo al otro vigilante involucrado en el incidente protagonizado por Ángel Boza.