La Policía Local de Sevilla ha desarrollado durante la noche y madrugada de este viernes el dispositivo especial de lucha contra el consumo de alcohol en la calle así como el control de los bares de copas de la ciudad. Como consecuencia de este dispositivo se ha procedido al cierre de seis establecimientos del Paseo de Colón.


Las más de 300 actuaciones  se han llevado a cabo en zonas como Alameda, Alfalfa, Alfredo Kraus, Triana, Sur, Arenal, Colón, Nervión, entre otras. Además, una inspección de todos los establecimientos del Paseo Colón ha constatado que se mantenían “graves incumplimientos” en materia de ocupación del espacio público, consumo de alcohol en la vía pública y accesibilidad, por lo que finalmente fueron precintados y denunciados cuatro establecimientos, y un quinto al que le será notificado durante este sábado.

Además, el Ayuntamiento ha indicado en una nota de prensa que el Kiosco Zaratustra fue clausurado debido a que la concesión administrativa del Consistorio sólo incluye autorización para agua y helado y se encontraba “vendiendo bebidas alcohólicas y con veladores en la vía pública”.

 

En el resto de actividades del entorno del Paseo Colón se ha podido ver cómo algunas de ellas mantenían estructuras irregulares que albergaban gran cantidad de personas colapsando la zona y cómo la clientela de estos establecimientos, al no disponer de espacio en las mesas de los mismos, consumían las bebidas dispensadas en estos fuera de las zonas habilitadas, según la información del Ayuntamiento.

Asimismo, el Consistorio ha destacado que las sendas peatonales estaban todas colapsadas, así como todos los pasillos, y con público consumiendo alcohol. De hecho, el público en tránsito tenía que ir a pie por el propio Paseo Colón intercalándose con los vehículos que circulan por la calzada.

Por tal motivo se procedió a la denuncia de los cinco establecimientos. A la finalización de la jornada, la zona que meses atrás quedaba ocupada por estructuras fijas, quedó expedita. De hecho, uno de estos establecimientos, que durante esta semana no retiró los toldos anclados al suelo, “tardó cerca de una hora en poderlo desmontar”.

Estas actuaciones se suman a la inspección de otros siete establecimientos –doce en total– y al inicio de doce expedientes sancionadores por diversas infracciones detectadas. En la zona de Nervión fueron denunciados dos establecimientos por incumplir el horario para vender lotes de bebidas para su consumo en los espacios públicos.

 

En la misma zona de bares de copas, los agentes han inspeccionado todos los locales de la zona donde han requerido la documentación pertinente y han detectado nuevas irregularidades. Han sido denunciado cinco establecimientos por vender bebidas alcohólicas para su consumo en la vía pública y no retirar las estructuras irregulares tras las actuaciones policiales.

De otro lado, la Policía ha dispersado durante la madrugada a numerosos grupos de personas que pretendían hacer “botellón” en diferentes puntos de la ciudad, como la Buhaira, la Alameda de Hércules. En el barrio de Nervión, los agentes han denunciado dos establecimientos por incumplir el horario de cierre y vender hielo y bebidas para su consumo en vía pública.

Como cada fin de semana, la Policía Local en el caso urbano y la Guardia Civil de Tráfico en las salidas y accesos a la capital, han desarrollado controles de alcoholemia y drogas, dispositivos que también se han montado en las entradas a varias localidades del aljarafe y grandes ciudades como Dos Hermanas y Alcalá de Guadaira.