Cierran en Sevilla las plantas Octava Norte y Quinta Sur del Virgen del Rocío

Sobre las siete de la tarde de ayer domingo, en el Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, el personal sanitario vivía un gran momento de respiro y felicidad desde que empezó en nuestra ciudad el largo y duro combate contra el coronavirus: se habían cerrado, por falta de ingresados con el Covid-19, las plantas Octava Norte y Quinta Sur.

Una sanitaria lo cuenta como experiencia personal emocionante: “Es una noticia que nos ha pegado a todos un subidón, casi con lágrimas en los ojos”.

Según fuentes de toda solvencia, por primera vez el número de altas ha superado con creces al número de ingresos desde que empezara en Sevilla la crisis del Covid-19.

Estaba ya prevista la planta octava que, finalmente, no se va a necesitar para más enfermos, siendo suficiente con el número actual disponible de camas, siendo reubicados los pacientes en la planta de infecciosos.

Las decisiones se han  tomado, visto los óptimos resultados, tras mantener el personal sanitario una reunión con el jefe del Servicio de Infecciosos.

Los pacientes que siguen llegando son denominados como pacientes de estudio, a los que se les hacen dos pruebas para darles de alta una vez que dan negativo, a diferencia del Hospital Virgen Macarena, que realiza una.

El pico parece empezar a bajar notablemente en Sevilla.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *