Cientos de pileños  se han concentrado ante las puertas del Ayuntamiento en repulsa al homicidio de una vecina de 36 años; el hijo de ambos, de sólo unos dos años; el padre de la mujer y vecino de Pilas; y la pareja sentimental de este último, una mujer natural de la localidad sevillana de Arahal

El alcalde de Pilas José Leocadio Ortega,  ha leído un manifiesto en el que condena a este crimen que ha conmocionado a la localidad un drama, ha dicho el alcalde, que no resulta lejano y que debería avergonzar a cualquier sociedad que aspira a denominarse justa por haberse producido en el ámbito familiar.

El alcalde de Pilas, José Leocadio Ortega, ha asegurado que ha sido un “shock” que se ha ido agrandando desde que comenzaron “los rumores” este pasado martes hasta que se confirmó “la tragedia”, y ha afirmado que ha sido “un golpe duro” para el municipio y que los vecinos están “impactados”, si bien ha añadido que ahora quieren cubrir las necesidades de la familia por lo “complicado de la situación”. “Están en un país que aunque es europeo es otro país, por lo que estamos hablando con el consulado y la familia está buscando documentos con el objetivo de repatriar los cuerpos“, ha señalado. Además, ha apuntado que se trata de “un proceso largo que por desgracia tiene varias fases y todas muy dolorosas”.


Sobre los fallecidos ha indicado que eran conocidos en el municipio aljarafeño. “Son una buena familia que ha sufrido una desgracia enorme”, ha subrayado y ha afirmado que desconoce los motivos por los que el padre viajó a Francia en esta ocasión, pues la esposa del presunto autor del crimen e hija de este hombre se afincó en Francia hace ya 24 años, tras casarse con quien supuestamente le ha dado ahora muerte.