El cierre adelantado en la madrugada de los bares de la Alfalfa, el Arenal, las Setas y Reyes Católicos es una de las novedades para este 2018

Durante un acto de autoprotección dirigido a las Hermandades para la Semana Santa, Juan Carlos Cabrera, delegado de Movilidad, Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, se ha pronunciado sobre las medidas de seguridad que se van a tomar para prevenir altercados como los producidos en el 2017. Cabrera asegura que ya tienen “un trabajo planificado en meses” y que está “todo dispuesto sobre los elementos de seguridad nuevos desde el punto de vista tecnológico” que permitan un campo de autoprotección mayor. Una iluminación mayor, megafonía, cámaras de grabación que permitan contar cuantas personas hay, radiofonía y contacto permanente con las Hermandades, emisión a través de una app de señales por sectores son algunas de ellas.

Otras medidas que se han adoptado con el Consejo de Hermandades son la  reducción de sillas, la setorización de los pasos que pasen por Sierpes para que la gente no vaya andando de punta a punta y la pedagogía de autoprotección a las Hermandades. Además de los cruces aforados ya conocidos con la pretensión de que las cofradías no sufran en estas intersecciones. “Todo es de prevención, pues lo deseable es que no ocurra nada. Además, este año queremos que se vea a más personas de uniforme y no tanto de secreta” confirma el delegado.


Por otro lado, Cabrera ha agradecido “el compromiso de la hostelería sobre la madrugada”, pues en “los puntos conflictivos” se ha adelantado el cierre de las 3 de la madrugada dos horas. Estos puntos donde los bares cerrarán a la 1 de la madrugada son el Arenal, las Setas, la Alfalfa y Reyes Católicos. Otro de los compromisos a los que ha llegado con estos es a que los clientes no puedan sacar bebidas a las calles durante toda la semana, pues “el escenario de personas bebiendo no es el idóneo” concluye el delegado.