Cae una de las mayores redes de narcotraficantes que abastecía a la capital y otras ciudades

La operación de la Policía Nacional ha permitido la detención de diez personas y la incautación de más de siete kilos de cocaína y otros tipos de sustancias estupefacientes, que iban a ser distribuidos para su venta a otras organizaciones de narcotraficantes de distintas ciudades andaluzas.

Según la Policía Nacional, en los once registros domiciliarios llevado a cabo se han intervenido de más de 13 kilos de hachís, más de once kilos de marihuana, seis vehículos y cuatro de ellos ‘caleteados’ para transportar la droga.

La investigación de la operación ‘Aurelio’ se ha llevado a cabo en dos fases, iniciándose la primera a finales del año pasado, a partir de
informaciones obtenidas por los grupos especializados de la Policía Nacional para la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes con motivo de la prevención de este tipo de delitos en la provincia de Sevilla.

Los agentes detectaron un grupo criminal organizado que estaría introduciendo grandes cantidades de cocaína para, a su vez, repartirlas entre organizaciones de narcotraficantes. De esta forma, se puso en marcha una operación policial que se desarrolló en dos fases.

En la primera fase, los investigadores se centraron en establecer el ‘modus operandi’ e identificar a los responsables de la organización criminal, lo que les permitió descubrir la compleja red de distribución que empleaban para hacer llegar las sustancias estupefacientes desde Sevilla, como centro neurálgico, hasta el resto de localidades andaluzas.

Utilizaban vehículos ‘caleteados’ para el transporte de la sustancia estupefaciente, tanto en su adquisición como para su posterior entrega. En el argot delincuencial se denomina ‘caleta’ a la oquedad practicada en las distintas partes de un vehículo con el único fin de ocultar su existencia tanto a los agentes de la Policía, como a posibles organizaciones rivales que pudieran tratar de apoderarse de la droga.

Los agentes interceptaron hasta cuatro vehículos ‘caleteados’, donde transportaban la droga hasta un piso franco, donde se guardaba la misma, así como se preparaba las partidas que luego distribuían a otros narcotraficantes.

De la misma forma, en una segunda fase, se confirmó la continuidad de la
organización de narcotraficantes, quedando también patente que la misma tenía una segunda rama dedicada al tráfico de hachís, copando así tanto el mercado ilegal de la cocaína, como del hachís, duplicando sus ingresos y mostrando fortaleza frente al resto de organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico.

La investigación culminó con el registro simultaneo de nueve domicilios, tanto en la capital hispalense como en la localidad vecina de Alcalá de Guadaíra. En estos registros se detuvieron a nueve personas, entre ellos a los cabecillas de la organización F.M.S.S., y J.S.V., incautándose un total de más de 13 kilos de hachís, tanto en tabletas como en bellotas; más de once kilos de marihuana, desarticulándose una plantación indoor. Además, en uno de los domicilios se intervinieron 120 gramos de cocaína preparadas para la distribución local al por menor.

Igualmente, también se han de incautado distintas sustancias de corte y demás utensilios empleados en la elaboración de sustancias estupefacientes, 27.000 euros en efectivo, gran cantidad de terminales móviles, cuatro vehículos, teniendo dos de ellos practicadas una ‘caleta’, similar a la de los otros vehículos intervenidos en la primera fase de la operación.

Con esta operación se da por desarticulado unos de los grupos criminales dedicados al narcotráfico más activos de la ciudad de Sevilla, en un operativo e investigación policial llevado a cabo por el Grupo VI de Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *