La Policía Nacional ha dado por desarticulado un clan familiar dedicado presuntamente a la venta de sustancias estupefacientes, sobre todo cocaína, que estaba afincado en la barriada sevillana de Torreblanca, en el marco de una actuación con siete detenidos, de los que dos tendrán que ingresar en prisión provisional por orden judicial. Según ha informado este miércoles la Policía Nacional  la red tenía como base de operaciones un domicilio en la Plaza del Platanero que “era conocido como la sede del narcotráfico en la capital andaluza”.

La investigación ha permitido la detención de siete personas -entre ellas, los presuntos líderes de la organización criminal, una mujer y un hombre que son matrimonio entre sí-, y en el marco de la misma se han realizado tres registros domiciliarios que han permitido la intervención de casi medio kilo de cocaína, casi 8.000 euros en efectivo y una balanza de precisión.


La investigación se inició el pasado mes de septiembre con motivo de las actuaciones que lleva a cabo la Policía para la vigilancia y erradicación de puntos de venta y distribución de sustancias estupefacientes, que permitieron detectar la “actividad ilegal” de una presunta organización criminal que operaba en la capital andaluza.

En concreto, la presunta organización estaba conformada por miembros de una misma familia, y su cúpula estaba formada por el referido matrimonio, que ocupaba el “nivel superior o dirección” de esta estructura investigada, que supuestamente se ocupaba de la venta y distribución del estupefaciente.

Para ello, presuntamente utilizaban las viviendas pertenecientes a la familia que usaban de forma alternativa, como medida de seguridad, siendo apoyados en estas labores de cobertura por el resto de familiares, que han sido identificados en su totalidad por los agentes.

Una vez conocida la forma de actuar de esta presunta red criminal, los agentes pusieron en marcha la segunda fase de la operación, que permitió establecer un dispositivo policial para la detención de todos los supuestos integrantes de la organización y la incautación de todos los efectos relacionados con el presunto delito.

De esta forma, se produjeron tres registros domiciliarios que permitió la detención de las siete personas, y en los que los agentes intervinieron más de medio kilo de cocaína.

Tras quedar a disposición de la autoridad judicial, ésta ha decretado prisión para dos de ellos, según informa la Policía, que ha llevado a cabo esta investigación y operativo a través del grupo sexto de la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.