La ausencia de precipitaciones está provocando un notable incremento de la contaminación en la ciudad, por encima de los límites permitidos, lo que ha llevado al Ayuntamiento de Sevilla a elaborar un plan de calidad del aire, que se prevé que esté finalizado antes de final de año y que recoge medidas preventivas para no llegar a la situación de otras ciudades que requieren el establecimiento de otras de índole correctora, como es la limitación del tráfico de vehículos.

Tanto el alcalde, Juan Espadas, como el concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, han coincidido este martes en asegurar que la situación de la capital de Andalucía “no es alarmante“, ya que no se producen situaciones continuadas de superación de niveles, sino “puntuales” en verano por el calor.


Ambos se han referido así al informe sobre contaminación de Ecologistas en Acción, que insta a redactar planes de acción a corto plazo que permitan adoptar las medidas necesarias frente a episodios de mala calidad del aire ya que el anticiclón instalado sobre la Península dispara los niveles de dióxido de nitrógeno y partículas en el aire urbano.

Espadas, en una entrevista en Canal Sur,  ha explicado que Sevilla, la cuarta ciudad de España, tiene que estar atenta para que el tráfico “no genere problemas”, como en ciudades como Madrid o Barcelona, una situación que asegura que está lejos aún. Entiende que Sevilla no está en la situación de tener que desarrollar “medidas drásticas”, aunque deja claro que no se debe pensar que no es un problema que no pueda producirse en el futuro, por lo que aboga por reforzar el transporte público de calidad y reducir el flujo de vehículos en el centro y en otros puntos de la ciudad “porque podemos tener problemas puntuales de superación de niveles”.

De su lado, Muñoz, señala que se está analizando con el “máximo detenimiento” el informe de Ecologistas, aunque insiste en que Sevilla “no está en una situación alarmante”. “Los índices de contaminación hay que analizarlos con carácter periódico y no agarrarnos a algún momento puntual del año”, añade respecto al citado informe.