La Policía Local de Sevilla ha activado de nuevo este fin de semana un dispositivo especial para controlar el fenómeno de la ‘botellona’ y otras formas de ocio en la vía pública que puedan alterar la convivencia en la ciudad, consiguiendo disolver concentraciones de personas que consumían alcohol en la vía pública en un dispositivo centrado en Nervión, Casco Antiguo, Triana y Polígono Sur.

El Ayuntamiento de Sevilla ha resaltado que el principal cometido de este operativo especial es “disuasorio y preventivo, evitando la permanencia de personas en la vía pública para evitar que puedan alterar la convivencia durante la noche”.  A pesar de este “objetivo disuasorio”, se han formulado un total de 188 denuncias por consumo en la vía pública y la consiguiente intervención de los efectos; 18 denuncias de tráfico, dos actas de aprehensión de estupefacientes y tres atestados por distintos motivos.


El despliegue policial se ha llevado a cabo desde primeras horas de la noche del viernes en zonas como la Alameda, Alfalfa, Alfredo Kraus, Triana, Sur, Arenal, Colón y Nervión, entre otras.

Actuación de la Policía Local en la Alameda.

Actuación de la Policía Local en la Alameda.

Al mismo tiempo, efectivos de la Policía Local adscritos a la Unidad Línea Verde, especializada en el control de establecimientos, ha procedido a la clausura de la discoteca ‘Valmont’, en el Distrito Nervión. Este establecimiento ya fue desalojado el pasado día 1 de noviembre durante una fiesta de Halloween, por superar “con creces” el aforo máximo permitido.

En esta ocasión, además de comprobar que el limitador de sonido no se activaba correctamente, se han detectado varias infracciones que “obligaron a clausurar el establecimiento” como el bloqueo de una de las salidas de emergencias, el acceso dificultoso debido a unas obras y la presencia de extintores por el suelo, de los que no se acreditaba su revisión así como de cableado suelto.

También se ha procedido a la inspección de la Sala Cosmos, en el Distrito Nervión, que, “aunque presentaba la documentación en regla, fue denunciada por tener un sistema de videovigilancia orientado a la vía pública sin la correspondiente autorización”.

Agentes inspeccionan la discoteca Cosmos.

Agentes inspeccionan la discoteca Cosmos.

El Ayuntamiento ha indicado que estas actuaciones se han desarrollado en el marco de las inspecciones de 23 actividades en las que se han formulado 14 denuncias por diversas infracciones. Respecto a los establecimientos del Paseo Colón, tras llevar a cabo las correspondientes inspecciones, se ha comprobado que se cumplía el horario de cierre y que se controlaba el aforo máximo. También se ha comprobado que el mobiliario instalado de forma irregular había sido retirado pero que las estructuras metálicas aún permanecen en el lugar. Además, se les requerido retirar los residuos de la zona de espacio público ocupada, “ya que esta circunstancia genera una carga adicional de trabajo para los servicios de limpieza municipales”.

Por su parte, el Centro de Control de la Policía Local ha gestionado en la pasada noche un total de 97 incidentes por llamadas de vecinos. De estas, 24 fueron por presencia de personas en la vía pública consumiendo bebidas, otras 21 por molestias ocasionadas por ruidos entre vecinos. En todos los casos se les encomendaron patrullas para la resolución del problema en el lugar.

El edil delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado que “de nuevo el despliegue del operativo de la Policía Local ha logrado controlar el fenómeno de la ‘botellona’ en los lugares más frecuentes”, y ha señalado que “con esta anticipación se ha evitado que se generen las concentraciones y ha facilitado la disolución de aquellas que se produzcan”.

Asimismo, Cabrera ha felicitado a los agentes que han formado parte de este dispositivo, al tiempo que ha agradecido “la colaboración de las personas que fueron desalojadas y de los establecimientos, muchos de los cuales están realizando esfuerzos para un cumplimiento estricto de la normativa que redunda, en definitiva, en la seguridad de los clientes y en el descanso de los vecinos, logrando con ello una convivencia armónica entre todos”.