La Fiscalía de Sevilla está llevando a cabo una profunda investigación en el Cuerpo de Bomberos dependiente del Ayuntamiento de Sevilla. El concreto, una trama cuyos miembros se estarían repartiendo sobresueldos de 40.000 euros al año según una información del diario El Mundo. El grupo sobre el que se centran las pesquisas esta formado por la cúpula de los Bomberos, en concreto los mandos que organizan y reparten los turnos de guardia, denunciados por el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB).

 

Las pesquisas policiales están enfocadas al reparto, supuestamente arbitrario, de los servicios de refuerzo entre los mandos que realizan funciones de jefe de guardia. El sindicato pone de ejemplo lo ocurrido supuestamente el pasado mes de enero, según recoge la información en la que se apunta a que el primer mes del año, de 31 días, en 24 de ellos la jefatura de guardia se cubrió con horas extraordinarias. De las 744 horas de trabajo del mes, 576 fueron de carácter extraordinario. Cada uno de los jefes de guardia habría hecho una media de mil horas extra y cobrado unos 40.000 euros de más.


 

A juicio de los promotores de la denuncia, los hechos podrían ser constitutivos de un delito continuado de prevaricación, por lo que instaron a la Fiscalía a reclamar al Consistorio hispalense los servicios de los jefes de guardia entre enero de 2016 y abril de 2017, además de informes de la Intervención y que tome declaración a los mandos del cuerpo.