Mientras el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, asegura que el protocolo de financiación del tramo norte de la línea tres del metro no ha sido firmado aún por un aviso de la Abogacía del Estado a cuenta de la incidencia de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, el portavoz municipal del PP y candidato a la Alcaldía, Beltrán Pérez, expone que tal extremo es una “excusa como tapadera” de la “incapacidad” del primer edil para reclamar la red completa de metro.


En un comunicado, Beltrán Pérez ha retomado el debate sobre la reanudación de las obras correspondientes al proyecto de red completa de metro de Sevilla.

Y es que después de que en 2009 entrase en servicio la primera y hasta ahora única línea del metro de Sevilla, los proyectos constructivos de las líneas dos, tres y cuatro están listos desde 2011, con un coste global estimado de más de 3.700 millones de euros, a la espera de continuar con las actuaciones.


En ese sentido, el Ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Estado siguen pendientes de firmar el protocolo relativo a la financiación y construcción del tramo de la línea tres comprendido entre el Prado de San Sebastián y Pino Montano, cuyo coste ascendería a unos 718 millones de euros según los cálculos iniciales de años atrás.

Espadas, en ese sentido, ha expuesto que la idea era firmar el documento el pasado viernes, con motivo del consejo de ministros celebrado en Sevilla por el Gobierno central del socialista Pedro Sánchez, pero la Abogacía del Estado y los servicios jurídicos indicaban supuestamente que tal extremo “no era compatible” con el periodo que afronta Andalucía en estos momentos, con las elecciones autonómicas fijadas para el 2 de diciembre.

Pero para Beltrán Pérez, “no es de recibo que al final del mandato municipal se ponga como excusa unas elecciones autonómicas como tapadera de la incapacidad del alcalde para reclamar la red completa de metro”, insistiendo en la idea de que la ciudad no se puede conformar con “media línea de metro” mientras los socialistas descartan tal extremo y señalan la necesidad de retomar por algún punto las obras del metro.

Pérez, en cualquier caso, ha preguntado retóricamente “si hay algún problema por firmar un protocolo simplemente con carácter interno, sin fotos ni aparato mediático, sino por el bien y futuro de la ciudad”, avisando de que “vincular la firma del protocolo a las próximas elecciones autonómicas supondrá que entre las elecciones, la formación del gobierno y el retomar los asuntos pendientes por el nuevo gobierno, el protocolo no se firmará hasta el año que viene”.

“El mandato de Juan Espadas pasará sin que haya una sola máquina trabajando en la obra del Metro en Sevilla”, ha augurado Beltrán Pérez, toda vez que más allá del protocolo de financiación, la licitación y adjudicación de las grandes obras públicas necesita de plazos de no pocos meses.

Además, ha lamentado de nuevo que el Gobierno local del PSOE esté inmerso en un acuerdo para construir “media línea de metro financiada en una tercera parte por el propio Ayuntamiento, algo que no ha ocurrido en ninguna de las ciudades españolas en las que se ha construido metro”. “Ni Madrid, ni Bilbao ni Valencia, ni Málaga, ni siquiera Sevilla cuando fue construida la línea uno, aportaron ni un solo euro”, ha aseverado de nuevo.