Los empresarios del sector de los bares de copas de Sevilla están, de nuevo, en pie de guerra, en esta ocasión por la reapertura de los establecimientos del Paseo de Colón cerrados por la Policía Local y reabiertos en el plazo de una semana. Los empresarios aseguran “no comprender” cómo los bares de copas han podido reabrir sus puertas en tan poco espacio de tiempo “sobre todo cuando las licencias que poseen no guardan relación alguna con la actividad que ejercen”, denuncian, lamentando que se produce “un agravio comparativo con el resto de bares, donde, por cualquier pequeña irregularidad nos multan o, directamente, nos clausuran los locales”.


Los establecimientos del Paseo de Colón que están bajo la lupa del Ayuntamiento, incumplen las normas en lo que se refiere a la ordenanza de veladores, que prohíbe que los bares puedan tener veladores en la calle y música en su interior. Es decir, ambas actividades, según recogen las ordenanzas, son incompatibles. Fuentes municipales consultadas por Sevillainfo advierten que las medidas adoptadas contra estos establecimientos que ejercen su actividad “con total impunidad” se han llevado a cabo por los problemas de seguridad que estaban generando y que han quedado solventadas, aunque sólo en materia de seguridad, que es precisamente la delegación municipal que ha actuado contra estos bares de copas.

La reapertura de estos establecimientos se ha producido después de que hayan adoptado las medidas correctoras, como la eliminación de los obstáculos físicos que impedían la movilidad de los viandantes, la aglomeración de clientes en los espacios públicos o las instalaciones eléctricas ilegales. En definitiva, las normas de autoprotección. A partir de ahora, tendrán que ser otras delegaciones municipales como Medio Ambiente y Urbanismo las que deban actuar en el caso de que se incumplan las ordenanzas fiscales. “Si se produce alguna denuncia, se actuará de inmediato”, afirman las fuentes consultadas.