El edificio se convertirá en un espacio de innovación social abierto al ciudadano que abrirá en el segundo semestre de 2019

Este singular edificio funcionó como bodega de fermentación de La Cruz del Campo entre 1930 y 1970, momento en que pasó a ser utilizado como archivo general de la compañía hasta la venta de los terrenos de la fábrica. El conjunto que incluye ‘Palomar’, junto al denominado ‘Mosaico’ y las oficinas centrales de la compañía, constituyen parte del patrimonio industrial de la ciudad.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el director de Relaciones Corporativas de Heineken España y vicepresidente de la Fundación Cruzcampo, Marcos Tarancón, han firmado el acuerdo para la cesión del edificio para convertirlo en un espacio de innovación social abierto a la ciudadanía. En el proyecto, que cuenta ya además con la licencia de obras y todos los trámites previos, se enmarca en el proyecto de rehabilitación de uno de los edificios históricos más emblemáticos del skyline sevillano. Este edificio, que mantendrá su titularidad pública bajo la gestión de la Fundación Cruzcampo, permitirá a esta entidad sin ánimo de lucro reforzar su oferta formativa, cultural y de impulso al talento joven y al empleo, repercutiendo en beneficio de sevillanos y andaluces.

El alcalde ha destacado que “estamos ante un hito de colaboración entre la Administración Pública y la empresa privada que, gracias a la gran apuesta de Heineken por Andalucía y por nuestra ciudad, incrementará el atractivo turístico internacional de Sevilla, contribuyendo a transformación de los distritos San Pablo-Santa Justa y Nervión y su desarrollo urbanístico. El edificio Palomar es uno de los 30 espacios singulares que forman parte de la estrategia municipal de recuperación y puesta en valor del patrimonio municipal para proyectos de innovación, cultura o empleo de interés general para la ciudad”.


Por su parte, Marcos Tarancón ha señalado: “Este nuevo espacio será un altavoz de la cultura, el talento joven y la innovación en Andalucía, un espacio multifuncional de unos 2.000 m2 en el que se realizarán actividades diversas como exposiciones, eventos culturales, formativos y divulgativos, sesiones de co-working y workshops, entre otras actividades. Recuperamos así un lugar emblemático y único, lleno de una historia y herencia de la que estamos muy orgullosos; un templo estrechamente ligado a la historia de Heineken España y de todos los sevillanos”.