El servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla ha decretado la tala de 17 ejemplares de olmo, robinia, ficus y acacia en los distritos San Pablo-Santa Justa, Este-Alcosa-Torreblanca y Casco Antiguo, ante su mal estado de conservación, considerar como “irrecuperables” estos árboles y presentar los mismos “un elevado riesgo para la población“.


En concreto, de los 17 árboles sobre los que se ha ordenado su apeo, siete se sitúan en las calles La Seguirilla (un olmo), Isaac Albéniz (dos ejemplares de robinia) y Las Villas de Cuba (dos olmos y dos chopos) de San Pablo-Santa Justa; dos en la plaza de La Gomila (olmos) y uno en la calle Ciudad de Alberique (ficus), ambas radicadas en el Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, y siete (cinco olmos y dos acacias) en la Alameda de Hércules, del Distrito Casco Antiguo.

Según un informe municipal, en Sevilla existen más de 2.500 ejemplares que se encontraban tan deteriorados que implicaban un peligro objetivo para las personas por la caída de ramas y troncos. En ese tiempo, además, la situación se ha agravado por la falta de lluvias y el exceso de calor.