El Ayuntamiento concedió en 2017 más de 4 millones de euros en ayudas sociales a familias

El Ayuntamiento de Sevilla concedió en 2017 más de cuatro millones de euros en ayudas sociales a familias sevillanas en dificultades para garantizar los suministros básicos de gas, luz, agua o el pago de alquileres, según ha aclarado el concejal delegado de Bienestar Social y Empleo de Sevilla, Juan Manuel Flores tras las criticas vertidas por el PP en materia de asuntos sociales por parte del equipo de gobierno de Juan Espadas. Flores subraya que las partidas de 2017 «cuadruplican» las destinadas por el gobierno de Zoido.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Sevilla informa que en materia de pobreza energética, el gobierno municipal suscribió durante este mandato convenios con Endesa, Gas natural, Unión Fenosa e Iberdrola para garantizar que no hubiera cortes de suministros por motivos económicos a familias con informes de los Servicios Sociales y una línea directa de ayudas a los hogares. En este sentido, en 2017 se otorgaron ayudas por un importe de 990.000 euros, que permitieron el abono de 3.584 recibos. «Esa cifra supone un incremento superior al 300 por ciento respecto a las ayudas que se tramitaban en el año 2015, en el inicio del presente mandato, y, por tanto, con el PP en el gobierno de la ciudad», ha remarcado Flores.

En cuanto a las garantías de abastecimiento de agua, tal y como acordó el Pleno, el consejo de administración de Emasesa aprobó que no habría cortes de suministro por motivos económicos. En coordinación con los Servicios Sociales y los distritos se generó una red de apoyo a las familias que permitió en 2017 que se pagaran 12.000 recibos en la ciudad por un importe de 840.000 euros. «Con respecto al año 2015, con el PP, este presupuesto implica un incremento superior al 2.000 por ciento, dado que en aquel ejercicio tan sólo se abonaron 481 recibos por 37.000 euros», ha sostenido el delegado.

Las ayudas en materia de vivienda otorgadas a través del Programa de Prestaciones Públicas Complementarias también se reforzaron sensiblemente durante el pasado ejercicio, cuando se alcanzaron los dos millones de euros en 1.430 ayudas concedidas para el pago de cuotas de vivienda en cumplimiento de los acuerdos plenarios y los compromisos del gobierno. «Este importe supone prácticamente el doble de las que se gestionaron en el año 2015», ha precisado Flores.

Añade que dentro de esta estructura ocupa un papel importante la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna dependiente de Emvisesa y constituida en mayo de 2016. En año y medio de funcionamiento, la oficina tramitó 733 expedientes, de los que se resolvieron 509. La mayor parte de estos expedientes se concentraron en los primeros meses de funcionamiento, «evidenciando, pues, que existía una situación de emergencia que requería su creación, y el PP no lo hizo cuando más azotada la crisis económica», ha apostillado el delegado. Esta oficina ha permitido, asimismo, que en materia de mediación se hayan cerrado 190 expedientes y que 132 familias sevillanas accedan a una vivienda a través de la vía de excepcionalidad al ser víctimas de desahucio o encontrarse en situación de vulnerabilidad extrema acreditada por los Servicios Sociales.

El PP advierte de la falta de ejecución del presupuesto social de 2017

Estos datos contrastan con las advertencias surgidas desde el Grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla. El concejal José Luis García ha avisado de la «falta de ejecución» que sufren diferentes aspectos del presupuesto municipal de 2017 relacionados con los servicios y planes sociales municipales, exponiendo que tales programas presentan «propuestas de gasto muy abultadas que se quedan en nada» como consecuencia de su no materialización. El edil popular ha detallado que la ejecución del presupuesto del Ayuntamiento de Sevilla a fecha de 28 de noviembre refleja que aunque el Programa de Intervención con Menores contaba con un presupuesto de 3,35 millones de euros, a dicha fecha sólo habían sido ejecutados 2,54 millones de euros, toda vez que de los 97.000 euros del Programa de Intervención en Población Inmigrante y Minorías Étnicas habrían sido ejecutados «cero» euros, al igual que en el caso de los 77.593 euros previstos para el Plan Integral para la Comunidad Gitana. En el caso del Plan Municipal de Salud, según el edil del PP, había presupuestados 10.000 euros y han sido ejecutados 1.353, mientras en el caso de la ayuda a domicilio, han sido «ejecutados» 14,38 millones de los 25,9 millones de euros previstos para este año.

García ha criticado la «falta de interés» del Gobierno local del socialista Juan Espadas respecto a los planes integrales promovidos para las barriadas desfavorecidas, porque en el proyecto presupuestario de 2018, actualmente en negociación por parte de los grupos municipales, «se han reducido» las aportaciones económicas. Por eso, el PP ha propuesto aumentar en medio millón de euros las partidas recogidas en el presupuesto municipal de 2018 para tal aspecto.




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *