El Ayuntamiento de Sevilla en coordinación con las 25 entidades que conforman la Mesa Estratégica de Personas sin Hogar ha configurado la campaña de frío que vuelve a incrementar este año los recursos disponibles de Sevilla, por lo que la ciudad contará con 449 plazas entre las del albergue y los centros municipales, la red de pisos y los recursos extraordinarios de invierno que se ponen en marcha en colaboración con entidades.

Los recursos se ajustan al último conteo y estudio realizado sobre la población de personas sin hogar de la ciudad, que situó la cifra estimada en 444 personas y se consigue un nuevo incremento de un ocho por ciento respecto al año anterior. Con relación al mandato anterior, “no sólo se ha configurado una red con 120 plazas en pisos sino que han aumentado en torno a un 20 por ciento las plazas en albergues, equipamientos de entidades y centros de baja exigencias”.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha recordado que se ha venido aumentando el presupuesto que ha crecido en dos años en un 25 por ciento con nuevas líneas y un refuerzo de las ya existentes. “Y nuestro objetivo es seguir mejorando los recursos. El trabajo de los técnicos y de las entidades ha permitido que la ciudad sea un referente en su atención para las personas sin hogar”, explica. El primer edil ha destacado también el trabajo que se está realizando para el diseño y puesta en marcha de un plan especial en el entorno de la Macarena para garantizar una adecuada convivencia con comercios y vecinos.

Junto a este incremento del número de plazas, las líneas de actuación desarrolladas por la Delegación de Bienestar Social y Empleo en relación con las personas sin hogar han permitido un refuerzo de la convocatoria de subvenciones a entidades a través del programa Sevilla Solidaria, que se ha triplicado en los últimos dos años, alcanzando en la actual edición los 395.000 euros.


Asimismo, se ha licitado un nuevo contrato de la Unidad Municipal de Intervención en Situaciones de Emergencias (Umies), con un incremento del presupuesto del 50 por ciento y un gasto total de 7,5 millones de euros. Este nuevo programa va a permitir reforzar y mejorar la atención de los equipos de calle; incrementar la atención en los domicilios, aumentar el personal del CAM y una atención personalizada a las personas convalecientes.