La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 28 años y medio de cárcel a Manuel R.M., el hombre acusado de asesinar de 40 puñaladas en el mes de diciembre de 2015 en la localidad de Lebrija a su expareja, la hija menor de la cantaora flamenca Juana Vargas, tras el veredicto de culpabilidad emitido por el jurado popular.

La sentencia, conocida en la mañana de este jueves, condena al acusado a 22 años y medio de prisión por un delito de asesinato, con alevosía y ensañamiento; a tres años de cárcel por un delito de maltrato habitual; a dos años de prisión por un delito de allanamiento de morada, y a un año por un delito de quebrantamiento de medida cautelar. El encausado tendrá que indemnizar con 150.000 euros a cada uno de sus dos hijos menores de edad y de 60.000 euros a la madre de la víctima.

El pasado miércoles, el jurado popular declaró culpable por unanimidad al acusado de estos cuatro delitos y, al mismo tiempo, consideró no probadas y rechazó las tres atenuantes alegadas por la defensa del acusado, como son las de actuar bajo los efectos de las drogas; arrebato u obcecación, y confesión.