Agosto comenzará con temperaturas superiores a la media de julio

El verano de 2018 se recordará como de los más frescos de las últimas décadas. Para la mayoría supone un auténtico alivio, para otros, incluso echan de menos los rigores de la canícula. Y los sevillanos que disfrutan de la playa afirman que llegan a pasar “frío”. Termina un julio fresco pero agosto comenzará con calor

Es, sin lugar a dudas, uno de los asuntos recurrentes en las conversaciones de supermercado, barra de bar y tertulia entre compañeros y amigos. El mes de julio, que suele ser el más caluroso de todo el año, toca a su fin y aquellos que no han podido aún disfrutar de las vacaciones podrán decir que se han salvado de las temperaturas propias de estas fechas, que ni por asomo se parecen a las del año pasado, ocho y hasta diez grados por encima de las temperaturas de julio, que se han mantenido entre los 33 y los 35 grados la mayor parte del tiempo, favorecidos por los vientos predominantes del suroeste.

Las previsiones para el final de este mes de julio es casi un calco a la situación de estas últimas semanas, pero el séptimo mes del año se despedirá con una notable subida de las temperaturas de hasta cuatro y cinco grados. Así, el martes 31 de julio, el termómetro comenzará una escalada a partir de los 37 grados, dando paso a una primera semana de agosto en la que las temperaturas rozarán los 40 grados. Los cielos estarán despejados pero muchas mañanas amanecerá con nubosidad y temperaturas otoñales para las primeras horas del día. Todo apunta a que el calor no permanecerá demasiados días en el calendario con una segunda quincena de agosto notablemente más fresca.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *