La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico (Adepa) han alcanzado un acuerdo definitivo sobre el inicio de las obras de las Reales Atarazanas. Según ha podido conocer Sevillainfo, el compromiso se recogerá en un acuerdo que será suscrito este viernes en la sede de la delegación provincial de Cultura. Posteriormente, los responsables de la administración andaluza y de Adepa visitarán las Atarazanas en un acto en el que se invitará a los medios de comunicación. Concluye así un largo episodio repleto de encuentros y desencuentros entre la Junta de Andalucía y los conservacionistas.

La noticia ha sido acogida con “mucha alegría” en la sede de Adepa, donde califican de “éxito”el acuerdo si bien han estimado oportuno no hacer una valoración del mismo a la espera del comunicado oficial que se espera sea emitido en el transcurso de las pròximas horas por parte de la Consejería de Cultura. Las actuaciones en las Atarazanas se encontraban paralizadas judicialmente desde mayo de 2016 debido a la denuncia interpuesta por Adepa contra la licencia de obras del proyecto de rehabilitación original.


Adepa y la Consejería de Cultura han consensuado quince puntos para la rehabilitación del histórico edificio, entre las que destacan la eliminación en el proyecto original del sistema de cimentación a través de micropilotes; la eliminación de las escaleras mecánicas; la excavación de las naves 6 y 7 de los antiguos astilleros medievales hasta llegar a su cota original del siglo XIII o la excavación y la restauración del fragmento del recinto amurallado islámico de la ciudad que comprende la muralla, la barbacana, una torre y una puerta acodada almohade que serán visitables por los ciudadanos a través de una especie de paseo o corredor arqueológico. También se recuperará la entrada original al monumento por la calle Temprado en vez por la calle Dos de Mayo; se mantendrá la sala de armas del edificio del siglo XVIII y la cubierta de la antigua Fundición.