Vox Sevilla y natalidad: herencia hispana

Me harto de reír con mi amigo Jack Green. Nació al Sur de Inglaterra, en Cardiff, pero dice sentirse de Cádiz desde que se casó con Carmen, una profesora de Conil, con la que comparte cinco niños y una hipoteca.

Enamorado del preciosísimo legado cultural que pervive entre las gaditanas gentes, está escribiendo un libro sobre sus refranes y anécdotas, que va recopilando por aquí y por allá, hablando con pescadores y con aldeanos.

“GIBRALTAR ESPAÑOL”, quiere ponerle de título. Es jocosa la cosa. Tiene guasa siendo el autor más inglés que la Torre de Londres. Pero es que, ante todo, Jack es un buscador de la verdad histórica, que reconoce que el robo del Peñón fue un acto de piratería perpetrado por su Británica y Graciosa Majestad, allá por 1704.

Con convicción de profeta afirma que si él fuera empresario, o artista, o cómico en esta segunda patria suya que es España, triunfaría apostando descaradamente por el alma de este gran país, conformada por la mezcla amable de la mejor versión de cada uno de los mil pueblos y civilizaciones que aquí plasmaron su huella indeleble.

 

“… os envidio a los españoles, dear my friend Pepe. Tenéis marcado vuestro destino, con el idealismo del Quijote y la realidad de Sancho, de transmitir los bellísimos valores heredados de vuestros ancestros: la dignidad del ser humano, el sistema de derechos y libertades que deben ampararlo, el respeto a la palabra dada, la vida que todo lo trasciende y a la que hay que proteger …”

 

Pienso en estas últimas palabras “… la vida que todo lo trasciende y a la que hay que proteger …”, mientras localizo en Google la última sesión del Pleno del Ayuntamiento, en el que Cristina Peláez y Gonzalo García de Polavieja, Concejales de VOX, fieles a su ideal de defender la vida, llevaron su iniciativa de un Plan de ayuda a la natalidad en Sevilla, con un compromiso financiero municipal de transferencias dinerarias y de bonificaciones fiscales en función del umbral económico de las familias solicitantes.

 

“Very good! That’s the way! Ese es el camino en el ámbito político de cualquier español que se precie de serlo”.

 

Pero seguidamente, a medida que avanza el video de YouTube… el inglés no puede entender las razones de que no haya sido aprobada tal propuesta, tan justa, tan digna y tan acorde al hispano corazón.

Jack no acierta a comprender, ni quiere entender, las excusas de otros ediles para echar balones fuera; sus oscuros motivos (que no se los cree ni el que asó la manteca) para no ser capaces de superar colores políticos e ideologías; para no aplaudir, ilusionada y unánimemente, una iniciativa tan de cajón, tan necesaria para una ciudad como Sevilla, en la que, desde hace décadas, la natalidad se encuentra en caída libre, vertiginosa y dramática.

Entonces me suelta a bocajarro un dicho de esos que alberga en sus gaditanas entrañas y que debió encontrar, como buen corsario de la pérfida Albión, en cualquier villorrio de la costa sureña…

 

“Amar a alguien o amar algo, amar a tu esposa, a tu hijo o a tu ciudad, es ser capaz de decirle, con tus actos y con tu corazón: you will never die. Tú no morirás nunca”.

 

Un servidor sabe que para él este lema es su bandera. Y que cada día lo vive con Carmen y con sus cinco niños. Y con Cádiz. No morirán nunca. Al igual que para Cristina, para Gonzalo, para todos sus compañeros de partido y para sus amigos provida que se lo curraron para elaborar la propuesta, Sevilla, el amor de todos ellos y el amor de sus vidas, no morirá nunca.

Pero mi colega Jack, que es muy observador, muy zorro y muy sabio, siempre va más allá…

 

“Esa propuesta saldrá adelante. Seguro. Más pronto que tarde. Porque ha sido cuajada milenariamente por la ruda laboriosidad del ibero y la astucia del fenicio, por la racionalidad del romano y el amor a la naturaleza del visigodo, por la poesía del árabe, por el arte del gitano, por la compasión judeocristiana … por la herencia hispana”.

 

Me encanta hablar con mi amigo el guiri, sabio de alpargata y playa. Venido desde allende los mares para captar la bondad y la belleza que nosotros disfrutamos en España.

Al despedirnos, me asegura que va a hablar de la iniciativa de la natalidad en uno de los capítulos de su libro, en el que relata hazañas y heroicidades de los españoles …

 

– “¿Y cómo se llama ese capítulo?”
– “Spain belongs to God and He rents it to the brave”
– “Dímelo en spanish, please, que ando cortito en la lengua anglosajona”
– “España pertenece a Dios y Él se la alquila a los valientes”.

 

Pepe Rodríguez Hervella: perrogrifon1965@gmail.com 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *