VOX en Cataluña: crónica de una victoria anunciada 

Lo sabíamos. Claro que lo sabíamos. Todos los que conocemos la realidad catalana sabíamos que era cuestión de tiempo que VOX accediera con voz y con voto al Parlamento de Cataluña.

La prepotencia del independentismo, larvada desde hace décadas, iniciada desde el adoctrinamiento de los niños en las escuelas, emulando a las hitlerianas juventudes del III Reich, cambiando únicamente al Fuhrer por Hitlermont; fomentada por TV3 de Catalunya y demás medios de comunicación paniaguados que rinden pleitesía al untamiento de manteca de Pujol y compañía; alentada por el indulto a políticos delincuentes y presos, con una liberación de asco y de vergüenza durante la campaña electoral; avalada por los señoritos del lacito amarillo y talibán del “Espanya ens roba” y demás chorradas; etc, etc, etc… requiere tener enfrente a quienes apuesten por España con todas las consecuencias, sin complejos, sin ambigüedades ni medias tintas, poniendo pie en pared y soltándoles en sus caretos las verdades del barquero, llamando al pan pan y a Cataluña España.

Ante la desfachatez del nacionalismo independentista, fanático y excluyente, muchos obreros, estudiantes, currantes que se levantan a las seis de la mañana para sacar adelante a sus familias, y, en general, gente de todo pelaje que se sienten catalanes y, por tanto, españoles, se han visto, durante demasiado tiempo, abandonados a su suerte,  marginados por amar a su país o por hablar en castellano, sin contar con representantes políticos que les defiendan incondicionalmente.

Durante el Gobierno de Mariano Rajoy, la gravedad del problema se atendió con la actitud de Don Tancredo, con una pasmosa pasividad, dejando hacer, dejando pasar, no fuera a ser que le llamasen facha, por favor.

De aquellos polvos estos lodos, que ahora toca el Gobierno multicolor de Pedro Sánchez, con sus animalitos, su ideología de género – génera, sus portavoces y portavozas, y su ridículo buenismo hacia Torra y sus bandoleros.

Una enfermedad grave no se cura con una aspirina, como han pretendido PP y C,s en Cataluña, presumiendo de moderaditos y centraditos. Necesita ser afrontada con rigor y con intervención médica. En definitiva, con la receta de Ignacio Garriga, candidato de VOX: desalojar al independentismo de todas las instituciones.

La historia es maestra y nos enseña que la bestia de la independencia trata de arrogarse de todos los ámbitos: educativo, cultural, social, espiritual … ofreciendo un burdo espejismo de felicidad para embargar al corazón humano: mi tierra, mis raíces, somos más inteligentes y nuestros genes son superiores …

La fiera salvaje que es el independentismo no se reduce anestesiándola con prebendas, negociaciones y diálogo, sino acorralándola mediante todos los instrumentos democráticos. Incluso aplicando en condiciones la suspensión de la autonomía prevista en el artículo 155 de la Constitución en cuanto que Laura Borrás nos vacile con declaración unilateral de independencia. Aplicándolo en condiciones, no como el 155 de la señorita Pepis del señor Rajoy.

Todos lo sabíamos. Claro que lo sabíamos. Las pedradas e insultos hacia los mensajeros de la libertad se han traducido en once escaños. Cada vez son más los catalanes que no tienen miedo. Así que las señoras Ada Colau y Pilar Rahola pueden seguir   azuzando a sus vacaburros. Adelante, continúen arengando a sus niños de papá como perros de presa. Que continúen con sus increpaciones y piedras. Más apoyo de la gente a la que les duele Cataluña y España. Y más votos para lo próxima. Mejor.

Todos lo sabíamos. Claro que lo sabíamos. Y todos nos alegramos. ¡Vaya que si nos alegramos!

Porque se ha abierto paso el auténtico voto útil en Cataluña, traducido en once gloriosos representantes públicos de VOX. Y lo que te rondaré, morena. Que vendrán más, seguro, a base de buen hacer y de ser la ineludible referencia del humillado león de  España presto a sacar sus zarpas para decir basta. Vendrán más. Seguro. LLenarán de ilusión a la sufrida Cataluña. Vendrán más. Por amor a España.

Pepe Rodríguez Hervella; perrogrifon1965@gmail.com




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *