Hace unos días, Madrid. Bar “El líder” bastante tradicional, de los antiguos, de los que gustan para tomarte una cerveza y hablar de lo efímera que es la vida. Un tabernero, algo frío pero bonachón, con una panza considerable y una risa que contagiaba. Tino, así se llama, se dirigía amablemente a nosotros, rebosantes de juventud con nuestros primeros envites en el mundo laboral, y nos soltaba alguna frase en tono envidiable de lo bonita y loca que es la juventud.


Me encantó, en concreto, una de las frases que lanzó sin querer cobrarse ninguna propina. Mientras traía unos botellines (mejor me ahorro la marca), soltó esta frase: “Chavales, aprovechad la juventud, que cualquier tiempo pasado fue mejor”. Le quedó muy bien, e inició un precioso debate interno en mi mente.

Constantemente, los jóvenes, queremos vernos dentro de diez años, a veces, deseamos con todas nuestras fuerzas ver un vídeo de un minuto de cómo será nuestra vida en un tiempo. Nos queremos anticipar a todo, y nos gustaría resolver preguntas que seguramente no se resuelvan en un lustro. Estamos desaprovechando, desde mi punto de vista, los veintitantos y los estamos convirtiendo en los veintitontos. Los jóvenes hemos crecido con el miedo al fracaso, es duro decirlo pero es así, tenemos miedo a fracasar queremos vernos estables y cómodos, para así, abandonar las turbulencias que aparecen cuando uno acaba su etapa estudiantil. Mientras tanto, pasan unos años preciosos, y nosotros constantemente pensando en el futuro, cuando el presente se escapa entre nuestros dedos.


Cuando lleguemos a esa etapa, dentro de diez años, ojalá no nos tengamos que acordar de la frase de Tino, y no nos tengamos que arrepentir de habernos tomado las cosas con una mentalidad constantemente futurista. Soy de la opinión, de que en esta vida todo llega, y también tuve mi época de inseguridades, pero confiando en uno mismo y sabiéndote rodear bien, todo llegará y estoy seguro de que para encontrar la felicidad.

Hacedle caso a Tino, que es el único en Madrid que pone la cerveza fría.