Todas las mentiras de Mónica García en el debate sobre Madrid

Resulta particularmente insultante la verborrea falsaria de la candidata de Más Madrid. Sin entrar en otras valoraciones vamos a analizar algunas de sus mentiras.

1- “El gobierno del PP no da ayudas a los autónomos o las empresas”, denunció la líder de Más Madrid. En realidad, la Comunidad de Madrid ha desbloqueado 184 millones de euros en ayudas a empresas y autónomos. Esta cifra incluye 30 millones en ayudas directas a la hostelería. Pero, en cualquier caso, a nadie escapa que la mejor ayuda es mantener la normalidad económica, y eso es precisamente lo que ha hecho.

2- “El gasto sanitario en Madrid es muy bajo, es el resultado de sus políticas de recortes”, denunció Mónica García. En realidad, durante la última década, la región de la capital española ha elevado un 9% su gasto sanitario, como muestran los datos de gasto liquidado que ofrece el Ministerio de Hacienda. Por otro lado, es importante recordar que los gobiernos del PP en Madrid han construido quince hospitales permanentes y uno de campaña (IFEMA) que, sólo en esta pandemia, han intervenido a 41.132 pacientes infectados por coronavirus.

3- “El Hospital Isabel Zendal no es útil. No tiene las características para ser un hospital. No era necesario llevarse ahí a los sanitarios de otros centros y dejar las plantillas absolutamente mermadas”, apuntó la candidata del partido comunista creado por Íñigo Errejón. Sobre la utilidad del Zendal, quizá lo más reseñable es que ya ha atendido a más de 4.000 pacientes y que ha reducido un 70% los ingresos UCI. Sobre el traslado de sanitarios a dicho hospital, no es cierto que esto haya mermado las plantillas puesto que tales movimientos han sido reemplazados y, en su conjunto, el sistema sanitario tiene ahora 11.000 efectivos más que antes de la pandemia.

4- En el bloque económico, Mónica García sostuvo que el paro en Madrid es del 22%. En realidad, este indicador es del 13,5%, tres puntos por debajo del dato nacional de paro, según revelan los datos de la Encuesta de Población Activa.

5- Volvemos con la frase “El gasto sanitario en Madrid es muy bajo, es el resultado de sus políticas de recortes”. En términos objetivos representan solo en la comunidad de Madrid 1.012 facultativos más (hablo de facultativos, no del resto de sanitarios y personal auxiliar). Eso sin contar los facultativos de los hospitales privados. La cifra que manejan es que antes de la crisis existían algunos organismos que fueron suprimidos que no eran de la Sanidad y que redujo las plantillas en general en 3.300 efectivos, reduciendo la administración. Pero no fueron del sistema sanitario. Sin embargo, a los efectos de estudiar que se trata de una guerra política de información falsificada, no se menciona nunca a otras comunidades autónomas y así, por ejemplo, la comunidad extremeña del socialista Fernández Vara, ha reducido su gasto en personal un 14,3 por ciento, hasta situarlo cerca de los 747 millones de euros. La Generalitat ha recortado en esta área un 12,6 por ciento, y La Rioja un 12,3.

Pero no sólo de personal, sino que, tras Extremadura, la de peor balance, y La Rioja, en el tercer lugar de deterioro económico en estos cinco años, se encuentra Andalucía, con un 16,5 por ciento menos que en 2009. Después de estas tres se sitúan Castilla-La Mancha y Aragón. La comunidad manchega ha aplicado una reducción del gasto en salud del 16 por ciento, mientras que Aragón lo ha hecho en un 14,5 por ciento. Por lo tanto, cuando hablamos de recortes en Sanidad y se culpa deliberadamente a Madrid, estamos asistiendo sin duda a una información totalmente interesada y sectaria de corte político dada desde los medios financiados por la izquierda y empeñados en ocultar la verdad.

Pero es que el dato más desternillante en todo este complejo mecanismo de desinformación resulta que María Jesús Montero, consejera andaluza de Salud en 2013 y hoy titular de Hacienda, con Susana Díaz y mientras estuvo al frente de la Sanidad Andaluza resultó que la Junta de Andalucía pagó a sus altos cargos y directivos de la Consejería de Salud y hospitales 2,1 millones por encima de lo fijado por norma en 2013, mientras que redujo su plantilla en 7.773 médicos, enfermeros, administrativos y auxiliares de enfermería. La falta de renovación de contratos de esos trabajadores y la reducción de la inversión sanitaria, que bajó un 11% entre 2012 y 2013 en Andalucía, contrasta con lo abonado en los sueldos de 106 directivos y cargos intermedios de la cúpula de la Consejería y hospitales. Desde 2010, la inversión sanitaria en esta comunidad ha caído otro 11% y en 2016 era la más baja del país con 1.007 euros por habitante, muy lejos de los 1.584 euros del País Vasco, según datos del Consejo Económico y Social (CES).

6- Otro aspecto de este personaje es que señaló que ella se preocupaba por las retribuciones de los médicos y, al igual que con Iglesias, fue desmontado por Rocío Monasterio cuando denunció que tanto Iglesias como Mónica García, al hablar de los sanitarios y su relación laboral, ellos habían votado en contra en la Asamblea de Madrid de pagar la productividad de los sanitarios por el Covid.

7- Un último aspecto de este personaje que es madre, médico anestesista que no ha pisado un hospital en toda la pandemia, que su grupo boicoteaba el Zendal, hasta que se pusieron cámaras y se denunció, que lo más cerca que ha estado de un hospital es con cuatro liberados sindicales y 20 periodistas a protestar por todo, que hacía el símbolo de pegar un tiro a Ayuso y que se las apañaba para cobrar una baja y de la Asamblea de Madrid al mismo tiempo ( ojo, 4.000 euros al mes) y que parece ser que se preocupa mucho de la gente, resulta que está casada con Enrique Montañés, uno de los directivos de Chep_Espain, y vive en un piso de 300 m2 en la Calle Alfonso XII con vistas al Retiro, justo enfrente. Ella, que terminó el debate dirigiéndose a sus hijos y que como Rociito por culpa de Antonio David no podía atenderlos por culpa de Ayuso, tiene, desde luego, una señora que se los atiende (uno de los mayores grados de hipocresía conocidos). Pero ella es muy comunista, y está muy preocupada por la clase obrera. Ayuso vive en un apartamento de 60 m2 y se lo friega sola.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *