Tablillas de Itálica. RETRATO DE VOX HOY

Hace cosa de tres años tuve el atrevimiento de escribir que los militantes de Vox eran como mártires perseguidos. Cierto periodista de los que abundan en algunos medios me replicó lleno de virtuosa indignación y aparente asco por haberles llamado mártires a los fascistas. Una réplica fruto de la característica ignorancia del  progrerío.

Cuando se constituyó en Andalucía el actual gobierno de coalición PP-Cs con el apoyo externo de Vox, la autoproclamada izquierda reaccionó al instante no aceptando el resultado electoral y organizando manifestaciones más bien escuálidas bajo la pancarta de “Andalucía será la tumba del fascismo”; otro ejemplo de supina ignorancia. Las protestas duraron poco pues resultaba imposible a todas luces llamar fascista (intervencionismo económico más violencia) a un partido que propone la economía liberal y que sufre la permanente violencia contra él: les destrozan sus tenderetes publicitarios, apedrean a sus afiliados, bloquean sus mítines electorales, lo ningunean en el Parlamento y lo engañan con facilidad. ¿Por qué le tienen miedo el PP?

Vox ha dejado de ser un competidor (como lo fue al principio) del Partido Popular. Ahora su caladero de votos está en los pueblos rurales y en los barrios antaño rojos de las grandes urbes. Un partido tan defensor de la Constitución y la monarquía cual lo pueda ser el PP, y bastante más que pueda serlo el sanchismo.

Sin duda, el partido de Abascal es un partido de nuevo cuño y aún conserva cierta tosquedad en sus  gestos y discursos; pero es un dato histórico constante que la entrada en un gobierno siempre atenúa los ademanes. A estas alturas, el presidente de la Junta Juan Manuel Moreno debería comprender que los andaluces se han acostumbrado a Vox igual que a cualquier otro partido; que si no convoca rápido las elecciones, y ya se le va haciendo tarde, corre el peligro de tener que devolverle Andalucía al PSOE tal cual se devuelve una propiedad usurpada; y debería comprender también que en todo este proceso sólo puede tener a vox como aliado. No creo que deba el inquilino de San Telmo perder más tiempo soñando con alcanzar una imposible mayoría absoluta.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *