Tablillas de Itálica. LA AMALGAMA

Durante los años oscuros de la Revolución Francesa y el terror de la “democracia totalitaria” jacobina, las víctimas eran conducidas en caravanas de carretas a la guillotina; en ellas, en una mezcolanza sin distinción, iba de todo: aristócratas, delincuentes comunes, sacerdotes, girondinos, contrabandistas y enemigos personales de Robespierre. Todos bajo el mismo rótulo: “Enemigos del pueblo”. Esta mezcla, buscada a conciencia, era conocida como “La Amalgama”. Hoy, la Iglesia Verde de vocación totalitaria hace su propia amalgama a la que llama “Negaciónmismo” metiendo en el mismo saco tres realidades y circunstancias que nada tienen que ver entre sí.

En primer lugar, el falso dogma del cambio climático provocado por el hombre, siendo así que desde hace millones de años se alternan los periodos cálidos con los glaciales. Va de suyo que debemos adaptarnos a tales cambios, pero “luchar contra el clima”, como ha llegado a decir cierta autoridad, es querer apagar un volcán llamando a los bomberos.

En segundo lugar existe el peligro cierto de envenenar el aire y convertir nuestro planeta en una bola de basura. Mas esto nada tiene que ver con el calentamiento global, sino con la protección eficaz de mares, playas, bosques, montañas y ciudades hoy gaseadas por los motores de la circulación.

Por último, tampoco alteran el clima las centrales nucleares, una fuente de energía limpia, segura y barata que la superstición gubernativa cierra en España mientras compra la electricidad producida en Francia, precisamente por centrales nucleares.

En resumen, miles de millones gastados en subvenciones a las llamadas renovables; subida aparatosa en la factura de la luz, descuido en la protección del ambiente natural y la melopea del hombre culpable de un calentamiento en el que no tiene arte ni parte es la amalgama que enmascara el enorme enriquecimiento de una plutocracia devoradora.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *