Tablillas de Itálica. DUDOSOS DERECHOS HUMANOS

A falta de dioses preceptores, ¿quién dicta los derechos del hombre? Dado que por definición los derechos humanos son universales, ¿cuál es, en nuestra sociedad relativista y atea, la autoridad legítima que ostenta ese poder? Sin duda, el consenso democrático.

A finales del pasado verano la Asociación Internacional para los Derechos Humanos en su 41 Congreso alertó de que los derechos del hombre estaban retrocediendo incluso en las democracias; entre otros, “el derecho al aborto libre”. Para tranquilidad de mis lectores debo advertir que a los miembros de la citada asociación no los ha elegido nadie y por tanto únicamente se representan a sí mismos.

No entro aquí en el debate sobre aborto sí o aborto no, no me interesa en este momento, sólo quiero señalar que esa consideración del aborto como uno de los derechos humanos es un imposible metafísico. El presidente Macrón anunció un día que iba a solicitar de la Unión Europea la declaración de que el aborto libre era uno de los derechos humanos. Imposible según la lógica más elemental.

Los derechos humanos protegen y obligan -de ahí su nombre- a la humanidad entera. De aquí también el disparate intelectual de ver en el aborto un precepto universal cuando la mitad del globo lo considera un crimen. Imposible concordar con ese artefacto incoherente presentarlo como democracia.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *