Tablillas de Itálica. DESCONEXIÓN

España está enferma. No es una enfermedad común ni natural; no es una gripe. Es una enfermedad inoculada desde el poder como forma de hacer indefinido ese mismo poder.

Sin duda ustedes recordarán aquella conversación privada que la escuchamos todos por culpa de un micrófono abierto; una conversación entre el periodista Gabilondo y el entonces presidente Zapatero: “Hay que tensar más la sociedad española para seguir ganando elecciones”. Luego, en efecto, entró en vigor la Ley de Media Memoria Histórica cargada de guerracivilismo y a la que ahora se da una nueva vuelta de tuerca. “Tensar”, enfrentar, acabar con la reconciliación que habían logrado por sí los españoles y refrendado la Transición. Ahora, frente a esa convivencia la enfermedad del odio.

¿Tiene cura esta horrible metástasis de odio? No entre la casta gobernante que la provoca y cultiva nutriéndose de ella; pero sí cabe frenarla entre quienes han contraído el virus, y devolverles así la lucidez y la paz. El médico recetará un período de descanso, una desconexión de la historia falsificada por la propaganda oficial, un alejamiento temporal de los aires maléficos generados por el parloteo partidista.

Ojalá todos los españoles pudieran irse de vacaciones. Volver la espalda este verano a tanta mentira política: sólo sol, caminatas, un montón de libros y poca televisión. Se regresa con fuerzas para limpiar a escobazos el polvo venenoso depositado en un año.

Por mi parte, hoy me marcho a la playa. Con vuestro permiso dejaré en suspenso estas “tablillas” hasta septiembre, y desconectaré mi ordenador en lo posible. Creo que después del verano nos volveremos a encontrar desintoxicados, descansados y sin pizca de apatía.

Felices vacaciones, pues, y a la espera de una convivencia libre y civilizada.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *